Empieza el día con el Deportivo 4-3 PSG (VÍDEO)

0

En esta nueva sección que estrenamos con motivo de la cuarentena, hoy os traemos uno de los partidos más míticos de la historia del Dépor. En una lluviosa noche de marzo, los blanquiazules firmaron una de las grandes remontadas de la historia de la Champions. Con Pandiani como héroe, el Deportivo venció 4-3 al PSG en un partido que hoy queremos recordar.

Como en el caso del 2-0 ante la Juventus al que retrocedimos hace unos días, este encuentro corresponde a la segunda fase de grupos de la máxima competición continental. En este caso, toca viajar a la temporada 2000/2001, en la que el Dépor disputaba la Champions por primera vez en su historia. En la primera fase, el equipo de Irureta se vio encuadrado con Panathinaikos, Hamburgo y Juventus. Sin encajar una sola derrota (dos victoria y cuatro empates), los herculinos se proclamaron campeones de un grupo en el que el también se clasificó el Panathinaikos. Así, la segunda ronda quiso que el Dépor se encontrase con Galatasaray, Milan y PSG.

El cuadro gallego comenzó midiéndose precisamente a los parisinos, a los que derrotó en el Parc des Princes por 1-3. Sin embargo, las cosas se torcieron con dos derrotas consecutivas por la mínima frente a Milan y Galatasaray. El Dépor devolvió el golpe a los turcos con un triunfo por 2-0 y la tabla se ajustaba con el Galatasaray con 7 puntos, Dépor y Milan con 6 y el PSG con 2. De este modo llegaba la quinta jornada y el partido que aquí nos ocupa, en el que todo lo que no fuera ganar complicaría enormemente las opciones herculinas de seguir adelante.

Deportivo PSG Emerson

Foto: Getty Images

Así fue el Deportivo 4-3 PSG

El Dépor salió con Molina; Manuel Pablo, Donato, Naybet, Romero; Mauro Silva, Emerson; Víctor, Fran, Djalminha y Roy Makaay. El PSG, por su parte, dispuso un plantel en el que destacaban hombres como como Laurent Leroy, Aliou Cissé, Jay-Jay Okocha o un jovencísimo Mikel Arteta.

El equipo dirigido por Javo Irureta salió a dominar a su rival. Y lo consiguió, pues en los primeros minutos Makaay, Víctor y Djalminha tuvieron grandes ocasiones para abrir el marcador. Sin embargo, quien lo hizo fue el cuadro visitante, al aprovechar una jugada embarullada. Y poco antes del descanso, la desventaja herculina era doble. Quiso cambiar las cosas en el intermedio el míster, que quitó del campo a un Emerson demasiado blando para dar entrada a Walter Pandiani. Y al empezar el segundo acto…. La primera, en la frente. Nueva contra francesa y 0-3. Riazor se quedaba helado y el Dépor, con pie y medio fuera de la Champions.

Pero a base de ‘cabezonería’, el Deportivo logró lo imposible. Primero, Pandiani consiguió lo que a Roy Makaay le habían negado toda la primera parte, conectando con precisión un centro de Manuel Pablo para batir por fin a Letizi. Después, fue el recién incorporado Diego Tristán el que anotó tras un centro puesto por Djalminha. Con doble cabeceo, entre Makaay y el ‘Rifle‘, llegaba el empate en el minuto 76. Y ocho después, el delirio. Otro córner puesto magistralmente por Djalma y tercer cabezazo de Pandiani, que se subió en su camión para arrasar con los zagueros y poner un 4-3 para la historia.

Este triunfo del Deportivo ante el PSG, unido a la victoria del Galatasaray ante el Milan, hizo que los blanquiazules llegasen a la última jornada dependiendo de sí mismos. El Dépor no falló y sacó un empate de San Siro que valía un billete para los cuartos de final. Allí se cruzó en su camino el Leeds, que goleó en la ida (3-0), dejando la eliminatoria sentenciada. Riazor quiso volver a tirar de épica en el duelo de vuelta, pero esta vez la remontada se quedó a medias y el 2-0 se hizo insuficiente para seguir vivos en una Champions que terminó llevándose el Bayern de Munich.

Sobre el Autor

Deportista y deportivista desde 1992. Gallego residente en Madrid. Comunicador audiovisual y periodista deportivo. @miguelspdx