Escoita cumple el sueño de un niño en Riazor

0

La primera vez en un estadio de fútbol es un momento inolvidable para cualquier aficionado. Más aún si alrededor hay otras 27.000 personas vestidas con la misma camiseta y entregadas a un equipo que atraviesa el mejor momento de la temporada. Este ambiente recibió el sábado en Riazor a Óscar, un niño invidente de 8 años que viajó desde Madrid para vivir como nunca un partido gracias a la narración de Escoita.

Óscar es el protagonista de un vídeo de El Día Después acerca de este servicio para personas con discapacidad visual inaugurado en el feudo blanquiazul. La pieza audiovisual enseña “la historia de un viaje a una primera vez, la historia de un estreno, de una forma distinta de vivirlo, de acercar el fútbol”. Recoge de esta forma la felicidad del niño en su primer partido de fútbol. El camino entre sus frases “¡me hace ilusión!” y la rotunda “¡somos del Dépor!” solo se entiende gracias a Escoita.

El pequeño Óscar se estrenó en un estadio de una manera todavía más especial. Tal y como se puede ver en el vídeo, el propio Emre Çolak le entregó su camiseta tras el choque contra la UD Las Palmas. Además, le permitieron bajar al césped para acariciar la hierba y tocar la portería.

Escoita aspira a hacerse global

A Jesús Suárez, impulsor de Escoita que compartió el partido con el niño, se le “saltan las lágrimas al escuchar la voz de Óscar”. Así lo reconoció este martes en una entrevista en Radio Marca en la que se alegró de haber sumado “un nuevo deportivista”. El artífice de este servicio cree que el estreno en Riazor demuestra que “somos capaces de hacer los sueños realidad”.

Con el éxito cosechado por esta experiencia, Jesús Suárez asegura que “merece la pena luchar aunque la Liga no coja el testigo”. “No me resigno a perderme un espectáculo que ocurre delante de mí”, afirma. Por ello, agradece a todos los implicados en Escoita que lo hayan hecho posible. Un primer paso en el que cree que “el Dépor es la palanca que nos permitirá que otras entidades apadrinen este proyecto mediático y lo conviertan en algo global”.

Con únicamente 90 minutos a sus espaldas y nuestro compañero Jacobo Castro poniéndole voz a la narración, Escoita ha alcanzado repercusión nacional. Por lo pronto, a Jesús ya le han contactado personas de otros puntos de España para agradecer la puesta en marcha del servicio. También para contarle que otro niño asistirá a Riazor para vivir sin barreras el partido contra el Girona.

Sobre el Autor