fbpx

El Fabril mejora pero vuelve a perder (1-2)

0

Después de sumar solo un punto en sus últimos cuatro partidos, atravesando la peor racha de resultados de la temporada y habiendo caído a los puestos de la fase de descenso, el Fabril recibió al líder en Abegondo y cambió por completo su imagen. Ante un Bergantiños que salió de inicio con un once muy ofensivo, Juan Carlos Valerón apostó por el 4-4-2 y por ser un equipo más reactivo: ordenado, con las líneas muy juntas, simplificando la salida de balón y presionando muy bien al rival una vez se acercaba a campo blanquiazul.

Además, el técnico siguió confiando en los más jóvenes y partió con hasta cuatro juveniles como titulares: Trilli (2003) y Guille Bueno (2002) en los laterales, Juan Rodríguez (2002) en el centro de la zaga y Yeremay (2002) como extremo zurdo. Y precisamente de ellos partió lo mejor del filial en el primer tiempo. A los siete minutos, Yeremay avisó con un gran disparo desde la frontal que obligó a estirarse a Brais Pereiro; y justo antes de la media hora Guille Bueno generó el 1-0: firmó una gran jugada individual por la izquierda, disparó fuerte abajo y Boedo apareció en área pequeña para aprovechar el despeje del portero.

Con resultado a favor, creció el Fabril y hasta el descanso fue claramente superior a su rival, principalmente gracias al gran nivel de Álex Barba (2001) en el centro del campo. El coruñés ganó todos los duelos, tanto ofensivos como defensivos, y permitió que su equipo pudiera establecerse más tiempo en campo contrario.

En el intermedio, decidió cambiar José Luis Lemos y dio entrada a Antón Concheiro, que regresaba a Abegondo, para contar con un mediocentro más posicional y adelantar a Carlos. Así, dominó más el Bergantiños pero también quedó expuesto en muchas situaciones de uno contra uno en defensa que no supieron aprovechar los atacantes fabrilistas.  Tampoco Duque, delantero visitante, fue capaz de hacer gol en la más clara de la segunda mitad: tras un pase atrás de Trilli, Alberto dudó en la salida y permitió que el delantero se plantara solo, pero la envió al palo.

Justo después del primer cambio local, en el que Kanouté entró por el amonestado Sanmartín, llegó el gol del empate que lo cambió todo: Cano la puso desde la izquierda y Lamelas apareció en el segundo palo para cabecear a la red. Con algo más de diez minutos por delante, buscó el triunfo el Fabril pero los tres puntos volaron para Carballo. En una pérdida de Álex Barba, que hasta entonces había sido el mejor pero arriesgó con un regate entre dos en el centro del campo, el Bergantiños salió lanzado a la contra y Remeseiro puso el 1-2 definitivo con un gran zurdazo. Sin prácticamente tiempo para más, Barba terminó expulsado por un árbitro con gatillo demasiado fácil en un partido muy limpio.

Fabril: Alberto; Trilli (Isra, min. 84), Yuste, Juan Rodríguez, Guille Bueno; Javi Sánchez, Sanmartín (Kanouté, min. 77), Barba, Yeremay (Pesca, min. 84); Adri Castro y Boedo (Jairo, min 84).
Bergantiños: Brais; Vela, Agulló (Diego Rodríguez, min. 90), Iago López, Aarón (Abel, min. 77); Carlos (Uzal, min. 89), Remeseiro; Yelco (Concheiro, min. 46), Lamelas, Cano; y Duque.
Goles: 1-0, Álex Boedo, min. 28. 1-1, Lamelas, min. 78. 1-2, Remeseiro, min. 88.

Sobre el Autor