Hasta luego, Vilalba

92

El Deportivo concluye su periplo preparatorio en Lugo, una circunstancia que propició que José Luis Oltra concediese a sus pupilos el primer día de descanso desde la vuelta a los entrenamientos.

La victoria de ayer por 0-1 frente al Racing Vilalbés puso el punto y final a la primera etapa del año para el Deportivo de La Coruña. La plantilla blanquiazul se despidió de la concentración de Vilalba con un balance de dos victorias, cero goles encajados y, sobre todo, con la toma de contacto necesaria para recuperar el ritmo de trabajo en los entrenamientos. Desde el pasado lunes, fueron siete los días planificados por José Luis Oltra para dar allí sus instrucciones iniciales a la plantilla herculina de cara a la temporada de regreso a Primera División.

La escapada lucense sirvió además para que las nuevas incorporaciones comenzasen a integrarse junto a sus compañeros. Al margen de los primeros minutos de los portugueses André Santos, Pizzi y Evaldo con la casaca coruñesa, otra de las notas más positivas fue el retorno a pleno rendimiento de Jesús Vázquez. El centrocampista andaluz ya se encuentra totalmente recuperado de la grave lesión de peroné que sufrió en marzo y disfrutó de minutos sobre el terreno de juego como uno más.

Jornada de descanso

El fin de la concentración vilalbesa provocó que Oltra premiase a los suyos con el primer día libre de la campaña. Tras esta semana preparatoria en Lugo, los jugadores retornarán al trabajo mañana en las habituales instalaciones deportivas de El Mundo del Fútbol de Abegondo, en donde el míster valenciano anticipó que alternarán intensidad física con nuevos planteamientos tácticos.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.