Insua y el Leganés se acercan a Primera

78

Dos jugadores están siendo los que mejor están aprovechando sus cesiones, y esta jornada así lo han vuelto a corroborar. Tanto Insua como Saúl se han convertido en jugadores clave para sus técnicos. El central de Arzúa cuajó un gran partido en la goleada que el Leganés infringió al Valladolid y se aúpa de nuevo al liderato, mientras que el lateral cántabro contribuyó a que el Tenerife lograse un empate ante otro de los gallitos de la categoría como es el Alavés. El otro jugador blanquiazul que milita en la División de Plata —Luis Fernández— se quedó en el banquillo en la victoria del Huesca ante el Gimnástic de Tarragona. Peor les fue a Álvaro Queijeiro y Bicho, que si bien fueron titulares en ambos casos, no lograron vencer y prácticamente se quedan sin opciones de lograr sus respectivos objetivos, siendo especialmente grave el caso del Compostela, cuyo futuro inmediato apunta al descenso a Tercera División. Por último, el União da Madeira en el que Miguel Cardoso disputó el tramo final del encuentro, sigue desperdiciando ocasiones de alejarse del descenso, y en esta ocasión cayó derrotado ante el colista.

El colista derrota a un União da Madeira en caída libre. (Tondela 1-0 União da Madeira)

El União da Madeira da la impresión de que está empeñado en complicarse su existencia en la máxima categoría portuguesa. Si la semana pasada dejó escapar una renta de dos goles, en esta ocasión salió derrotado en su visita al colista de la competición debido a un gol en propia puerta anotado en los minutos iniciales del choque. La única noticia positiva para los de Madeira fue la derrota de su máximo rival en la lucha por la permanencia, lo que le permite mantener los tres puntos de ventaja sobre los puestos de descenso a falta de cinco jornadas para que remate la competición.

Después de varias semanas sin jugar, la última de ellas quedándose incluso fuera de la convocatoria, Miguel Cardoso tuvo de nuevo la oportunidad de disfrutar de minutos. El portugués entró al terreno de juego a falta de un cuarto de hora para el final con el fin de revolucionar el partido y sacar algo positivo, pero los locales estuvieron muy bien plantados sobre el césped y el mediapunta blanquiazul tampoco fue capaz de encontrar huecos.

Golpe de autoridad por parte del Leganés. (Leganés 4-0 Valladolid)

El Leganés necesitaba volver a la senda del triunfo después de cuatro jornadas consecutivas sin lograr la victoria, y la verdad es que lo hizo por todo lo grande, al golear a todo un histórico como el Valladolid. De esta forma, los madrileños dejan atrás su mala racha de resultados, recuperan el liderato empatado a puntos con el Alavés y amplían hasta cinco los puntos de ventaja sobre el tercer clasificado.

Pablo Insua realizó un partido casi perfecto nuevamente, poniendo así un gran broche a una semana en la que vio premiada su trayectoria en el cuadro madrileño al ser nombrado mejor jugador del Leganés en el pasado mes de marzo.

Empate agridulce para el Tenerife. (Alavés 2-2 Tenerife)

Octava jornada consecutiva sin conocer la derrota para un Tenerife que ve los puestos de playoff a tan sólo tres puntos de distancia. El conjunto chicharrero sumó un meritorio punto en su visita a Mendizorroza, en un duelo con muchas alternativas en el marcador, ya que se puso por delante al cuarto de hora de partido pero vio con el Alavés le daba la vuelta al encuentro, primero gracias a un fallo defensivo y posteriormente con un golazo. Sin embargo, a falta de cinco minutos para el final, y cuando todo hacía pensar en un triunfo para los locales, Nano anotó el segundo gol para los tinerfeños, alegría que se vio mermada al caer lesionado el punta en dicha acción.

Saúl fue el jugador más destacado en la línea defensiva tinerfeña. Pese a tener en frente a uno de los ataques más potentes de la categoría el joven jugador cántabro no sólo fue capaz de cerrar su banda en defensa, si no que también se hizo notar en ataque con varias incorporaciones peligrosas.

El Huesca toma aire. (Huesca 2-0 Gimnástic de Tarragona)

El Huesca por fin cortó su racha de malos resultados y lo logró con una brillante victoria ante el Gimnástic de Tarragona, uno de los equipos más en forma del campeonato, como así lo demuestra el hecho de que llevaba 12 partidos sin conocer la derrota. Los de Anquela empezaron el partido en puestos de descenso, pero en lugar de atenazar a los oscenses, esta circunstancia pareció servirles de acicate, ya que a los 11 minutos ya se habían puesto por delante en el marcador. La sentencia llegó pasada la hora de partido, y ni tan siquiera la fuerte granizada que obligó a parar el choque en el tramo final, supuso problema alguno para que los tres puntos se quedasen en tierras aragonesas.

Luis Fernández presenció la victoria de su equipo desde el banquillo.

El Pontevedra deja escapar sus opciones de playoff. (Pontevedra 1-1 Sporting B)

El Pontevedra no pudo pasar del empate ante el filial asturiano en Pasarón y de esta forma dice adiós, casi de forma definitiva, a las remotas opciones que aún mantenía de luchar por los puestos que permiten luchar por el ascenso. Los visitantes se aprovecharon del tibio inicio de partido de los granates y se adelantaron en el marcador al cuarto de hora de partido. A partir de ahí, poco a poco los de Luisito fueron haciéndose con el dominio del choque, algo que se acentuó durante el segundo periodo y que tuvo su recompensa con el tanto de la igualada. A partir de ahora, los pontevedreses deberán centrar sus esfuerzos en garantizar una plaza para participar en la próxima edición de la Copa del Rey.

Álvaro Queijeiro consiguió la titularidad, pero su nivel distó mucho de ser el de sus mejores tardes. El mediocentro fue uno de los dos sacrificados por Luisito en su intento de darle la vuelta al partido y se tuvo que retirar a los vestuarios a los 31 minutos de partido.

El Compostela pone pie y medio en la Tercera División. (Celta B 1-0 Compostela)

Muy difícil, por no decir imposible, se le ha puesto la permanencia al Compostela tras caer por la mínima ante un rival directo como el Celta B en el derbi disputado en Barreiro. El partido fue el habitual entre dos equipos muy necesitados, es decir, mucha ansiedad y poco fútbol, que finalmente se decantó del lado de los locales debido a un grave fallo defensivo de los santiagueses. Sólo un milagro puede evitar que los de Fredi certifiquen el descenso a Tercera División en las próximas semanas.

Bicho disputó la totalidad del encuentro, y aunque intentó una y otra vez ser el canalizador del juego ofensivo de su equipo, estuvo demasiado impreciso y fue incapaz de lograrlo.

Sobre el Autor