La difícil misión de dejar atrás Riazor

124

Muy pocos jugadores han sido capaces de mejorar sus cifras una vez se quitaron la elástica blanquiazul. Pasada ya casi media temporada, repasamos qué fue de los jugadores que salieron este verano del Deportivo.

Rivaldo, Makaay, Adrián, Coloccini, Verdú… En más quince años, apenas se cuentan con los dedos de una mano los hombres que han sido capaces de triunfar más allá del coliseo herculino. En su inmensa mayoría, sus carreras se vieron truncadas e, incluso, dramáticamente finalizadas como en el caso del gran central luso Jorge Andrade. Después de tres meses, algunos ‘héroes del ascenso’ que abandonaron el barco este verano siguen sin adaptarse a sus nuevos equipos.

El caso más sonado es el del francotunecino Lassad Nouioui, que tras un efímero y esperpéntico paso por el Levante, firmó con el Celtic de Glasgow apenas unas horas más tarde de haberlo hecho con la entidad valenciana. El jugador de 26 años debutó el 15 de septiembre en la Premier League escocesa, cuando su equipo cayó ante el St. Johnstone en un encuentro en el que disputó once minutos. Tras varias lesiones, no ha conseguido tener muchas oportunidades, a lo que hay que sumar la competencia con Samaras, Hooper o Miku.

Hasta la fecha, el delantero solo ha conseguido perforar la red en dos ocasiones, tras salir cinco partidos como titular y otros tantos desde el banquillo. De todas formas, el exfabrilista puede presumir de haber debutado en la Champions League y de tener el entorchado liguero casi en sus manos tras la refundación por deudas de su eterno rival, el Glasgow Rangers, y el descenso de éste a la cuarta división de su país.

Peor es la situación de Borja Fernández o Franciso Jiménez Tejada ‘Xisco’, que tras su regreso de la cesión en A Coruña a Getafe y a Newcastle respectivamente, no entran en los planes de sus entrenadores. El ourensano parece estar cerca de fichar por el Celta según apuntan algunos medios, mientras que el atacante está defenestrado en el equipo reserva de las ‘urracas’.

Más minutos, aunque mucha menos suerte con su equipo, está teniendo el paraguayo Claudio Morel. El que pasó a convertirse en un puntal defensivo la temporada pasada, este año no consigue frenar la sangría de goles sufrida por el Independiente de Avellaneda argentino, actualmente en puestos de descenso. Con 13 partidos a sus espaldas, es el sexto hombre más utilizado por el técnico Américo Gallego, aunque también uno de los más señalados por la afición. Ya han sido varias las veces en las que las barras lo han insultado e intentado agredir esta temporada, en vistas de la crítica situación del club ‘rojo’.

También han ganado mucho peso en sus equipos los americanos Diego Colotto y Andrés Guardado. Tras superar sus lesiones, el central argentino primero se convirtió en un fijo del once titular de Mauricio Pochettino y después se mantuvo con la llegada al banquillo periquito de Javier Aguirre. Además, el zaguero ya ha conseguido anotar un gol.

Por su parte, el mexicano ha adoptado un nuevo rol en el conjunto ‘ché’. Al no destacar como extremo zurdo, Ernesto Valverde ha decidido apostar por ‘El Principito’ como lateral, un puesto donde su sacrificio y velocidad se han aprovechado mucho más que en tareas ofensivas, en las que dejó en evidencia su falta de desborde.

Quien ha acertado de lleno quedándose un año más en la Liga Adelante han sido Pablo Álvarez. El asturiano es uno de los puntales del ‘xogo bonito’ de los lucenses y ha participado en 13 partidos -12 como titular- de los 19 que han disputado los hombres dirigidos por Quique Setién.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.