La Ley de la salvación

103

Hasta diez equipos de Primera División se han acogido a la Ley Concursal y desde entonces su situación ha mejorado. El Deportivo será casi con total seguridad el undécimo en hacerlo.

Que el Deportivo va a entrar en concurso de acreedores es un secreto a voces y algo anunciado desde hace tiempo. Los intentos de Augusto César Lendoiro por evitarla no han dado sus frutos y se espera que en los próximos días el club lo haga oficial y siga los pasos que en su día comenzó la UD Las Palmas, el primero en acogerse a ella. Es más, lo que se espera es una simple formalidad, ya que la entidad ya lo ha preparado todo para entrar en ella. Sin embargo el caso del Deportivo no es el primero ni seguramente sea el último, y en muchas casos ha servido para revitalizar a un club y hacerlo más fuerte. Repasamos los casos más sonados dentro de la Primera División y en el fútbol español.

Málaga Club de Fútbol

El 27 de noviembre de 2006 los andaluces se acogieron a ella al acumular 27 millones de euros de deuda. El club estaba en Segunda y en 2008 diseñó un Plan de Viabilidad a cinco años para rebajarla a unos 19 millones, siempre y cuando el equipo ascendiera ese año y se mantuviera en la élite ese lustro. Lo logró, saneó sus cuentas y la posterior aparición del jeque Al-Thani llevó al equipo a la Champions League, aunque ahora la UEFA ha puesto el ojo sobre ellos debido a una nueva mala gestión, fuera de la Concursal.

Real Betis Balompié

En enero de 2011, con el equipo en Segunda y más de 84 millones en deudas, los verdiblancos tuvieron que hacer frente a la Ley Concursal para asegurar su viabilidad. Este año han presentado ganancias económicas por primera vez en años deshaciéndose entre medias de altas fichas de jugadores como Emaná y confiando en la cantera, con un nombre por encima de todos, el de Beñat. El mediocentro es el nuevo símbolo de un Betis que camina con paso firme en Primera. Ahora ronda los 50 millones a deber, y bajando.

Levante UD

Los granotas acababan de descender a Segunda División en julio de 2008 cuando entraron en ella, lo que parecía marcar el principio del fin. Un fin que parecía escrito debiendo 88,7 millones de euros. Nada más lejos de la realidad. Tras una temporada de transición en Segunda, el equipo consiguió el ascenso la temporada siguiente y desde entonces no ha dejado de crecer. Su fútbol no enamora, pero que da resultados lo saben todos los demás equipos de Primera. En septiembre de 2010 la directiva volvió a tomar el control del club y en 2011 rompió una serie de cuatro años sin pagar por un fichaje, claro signo de las restricciones de la Ley Concursal.

Real Sociedad

Casi dos años, los que van desde julio de 2008 a enero de 2010, fueron los que estuvieron los vascos acogidos a concurso debido a una deuda de 41 millones de euros. El equipo estaba en Segunda División y no fue hasta que salió de ella cuando logró el ascenso. Pese a ello, la Real tampoco pasa por su mejor momento económico, con deudas con Hacienda que intenta negociar para seguir adelante. Y eso que la Hacienda foral le perdonó más de 6 millones y le otorgó una subvención por casi la misma cantidad.

Rayo Vallecano

En el 2011 los madrileños, con una deuda de 80 millones de euros, decidieron acudir a concurso para garantizar la viabilidad del club. Raúl Martín Presa, que se hizo cargo del club por aquellas fechas, reconoció que la entidad no tenía patrimonio y que lo único de valor eran los jugadores y la plaza en Primera. Pero los rayistas siguen vivitos y coleando, dando guerra en la máxima categoría con jugadores canteranos y semi desconocidos pero con la gran dirección de Paco Jémez desde el banquillo.

Real Valladolid

Los castellanos se acogieron a la Ley Concursal el 29 de diciembre de 2011, una fecha del año que se parecerá bastante a la del Deportivo. Los 30 millones que debía a Hacienda fueron los mayores culpables de ello, aunque la total rondaba los 40 millones. Fue noticia el gran rendimiento que la temporada pasada tuvieron todos los integrantes de la plantilla, pese a estar durante meses sin cobrar. Aún así, lograron el ascenso a Primera con total merecimiento y el club trata de seguir adelante poco a poco realizando una buena campaña hasta el momento.

Real Zaragoza

Los maños acudieron a ella en junio de 2011, con una deuda neta de 93 millones de euros, unos 130 millones de deuda bruta. En el plano deportivo la cosa funciona, a duras penas la temporada pasada y con mayor solvencia esta temporada, mientras que en el plano económico el club anunció un beneficio este año de 20 millones, que habrían supuesto una pérdida de 17 millones en caso de no haberse acogido a la Ley.

Granada CF

El club nazarí también tuvo que acogerse a ella para salir adelante, aunque el apoyo de Quique Pina ha resultado importante para contribuir al crecimiento deportivo del equipo y hacer frente a los 12 millones de deuda. Con los rojiblancos, se dio la circunstancia de que en la temporada 2011/2012 los tres equipos que ascendieron a Primera estaban inmersos en Ley Concursal, junto a Betis y Rayo.

Real Mallorca

Los bermellones entraron en ella en mayo de 2010, cuando muchos apuntaban a la desaparición del club. En apenas un año ha logrado rebajar su deuda de los 78 millones con que empezaron, a 40. Esto no le valió ante la UEFA, ya que la excluyó de competición europea cuando lo había ganado en el campo.

Celta de Vigo

A comienzos de 2008 el club vigués debía 69 millones de euros, la mayor parte de ellos a Caixanova y a Hacienda. En año y medio pasó a ser tan solo de 30 millones y se espera que al finalizar la temporada la cifra ascienda solamente a 14 millones.

Otros ejemplos

Todos estos son los equipos de Primera División que han entrado a concurso, pero no son los únicos con problemas económicos. Las deudas de Atlético de Madrid y Valencia son enormes, por no decir las de Real Madrid y Barcelona, a los que les salva su gran patrimonio. Equipos como Sporting de Gijón, Córdoba, Recreativo, Xerez o Hércules en Segunda, o históricos como el Cádiz, también han pasado por ella con mayor o menor beneficio. Todos ellos son claros ejemplos de lo que pasa por hacer la vista gorda durante años a las grandes deudas que se manejan en el fútbol español. Sevilla y Celta, descendidos por impagos en 1992 y readmitidos luego sin motivo aparente, fueron ejemplos claros de que en España se hizo la vista gorda durante mucho tiempo. Algo que fuera de España no se produce, y sino que se lo digan al Glasgow Rangers, un histórico del fútbol europeo descendido a cuarta división por deber 166 millones de euros.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.