fbpx

La exótica aventura de Dani Mallo

2

A sus 37 años, el portero de Cambre vivirá su primera aventura fuera del continente. Con experiencias en Escocia y Portugal, Mallo afronta ahora un nuevo reto, esta vez, con la India como testigo. No será el primer (ex) deportivista en vestir la rojiblanca del Atlético de Kolkata; antes, Borja Fernández –durante dos temporadas- o Hélder Postiga –en el 2015- ya recalaron en la entidad franquicia de su homónima madrileña.

De octubre a diciembre, que es lo que dura la Superliga india, el ex futbolista del Albacete conocerá una cultura y unas costumbres nuevas. “Espero que sea un experiencia enriquecedora en todos los aspectos“, reconocía ante los micrófonos de EFE. “Me atrae muchísimo. Es una liga joven, en crecimiento, supongo que los estadios estarán llenos y que habrá muchísima expectación“, prosiguió esperanzado. Es “un paso más, una ilusión nueva” en un club con una “organización perfecta, porque viene de la mano del Atlético, un equipo grande”, afirmó Dani, siempre en palabras de la agencia nacional.

Más allá del club, no le será desconocido su nuevo técnico. Compañero suyo, de equipo, durante un lustro, el coruñés estará a las órdenes de otro viejo conocido de Riazor como José Francisco Molina. El segundo, que no es otro que Pablo Amo, tampoco le resultará extraño.

Tras una temporada que tildó de “dura”, sobre todo “por el descenso (con el Albacete)”, al ex deportivista, que tampoco ocultó que las opciones de regresar a casa -antes del fichaje de Manu- habían sido “reales” y que pese a la “ilusión de volver, yo seguiré siendo del Dépor, no guardo ningún rencor”, se le presenta ahora una nueva oportunidad para disfrutar de la pelota. Esta vez, un poco más alejado de su tierra.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Bloqueador de publicidad detectado

Hemos detectado que estás usando extensiones para bloquear los anuncios. Esta página web se financia gracias a los anuncios de publicidad, con lo que te rogamos que los desactives para que podamos seguir trabajando de forma diaria.

Recargar