La guinda de las expulsiones

384

Quedarse en inferioridad numérica en el campo se está convirtiendo en algo habitual en las filas deportivistas. Desde el inicio de temporada, el Deportivo ha sufrido cinco expulsiones, dos con el anterior técnico y tres con el actual.

Jornada tras jornada viene siendo habitual hablar de la posición de colistas o sobre la urgente necesidad de mejora de la defensa. Otro de los nuevos temas que se pueden añadir a las tertulias blanquiazules es la nueva circunstancia de que algún jugador sea expulsado durante el tiempo de juego. Ayer mismo se vivió por partida doble, con las dos amarillas que vio Sílvio Azevedo y con la roja directa que le mostraron a Paulo Assunçao. El Deportivo se quedó con nueve y a falta de tres minutos se llevó una dolorosa derrota.

Con las dos de ayer, son ya cinco las expulsiones en lo que va de Liga. En la etapa de José Luis Oltra se produjeron dos por doble amarilla. La primera – y la más sonada- fue la de Luis Miguel Afonso Fernandes ‘Pizzi’ en La Romareda frente al Zaragoza. Recibió la primera amonestación por protestar un penalti en contra, pero la polémica llegó cuando Teixeira Vitienes le mostró la segunda por fingir una caída en el área local cuando acababa de comenzar la segunda parte. Esta situación desestabilizó el partido, que estaba a favor de los coruñeses (1-2) y acabó con la remontada de los maños (5-3).

Daniel Aranzubia sería el próximo expulsado en la siguiente jornada. Jugaba el Levante en Riazor y el guardameta riojano vio una amarilla por protestar un manotazo del levantinista Juanlu a Abel Aguilar. En el minuto 69, ve la segunda tarjeta tras derribar a Martins cuando encaraba la portería de los locales. Álex Bergantiños acabó bajo palos y el Deportivo perdiendo 0-2.

Más preocupantes son las cifras de expulsiones desde la llegada de Domingos Paciência. En tan solo cuatro partidos con el luso, ya se han producido tres. Primero fue el brasileño Evaldo, que vio la doble amonestación frente a la Real Sociedad en Anoeta, una de las cuales se recurrió pero fue desestimada por el Comité de Competición. Las otras dos se producían ayer. La de Sílvio fue la más dolorosa porque desestabilizaba un partido que aún podía estar a favor de los coruñeses. La roja directa a Assunçao llegó en el tiempo de descuento ya con el 2-3 en el marcador.

Expulsiones de la pasada temporada

Durante la campaña pasada en Segunda División, el Deportivo sufrió siete expulsiones en 42 partidos. Las más recordadas, no solo por el poco intervalo de tiempo entre las dos sino también por el abultado resultado en contra (4-0), fueron las de Laureano Sanabria y Diego Colotto en Alcorcón (jornada 6) cuando no se habían cumplido ni 35 minutos de partido. La del madrileño fue roja directa, mientras que la del ahora jugador del Espanyol fue por doble amarilla.

El central argentino volvió a abandonar los terrenos de juego en dos ocasiones más, ambas por roja directa. Estas expulsiones se produjeron fuera de casa y en menos de un mes. Fueron en la jornada 32 frente al Girona (1-0), por una mano involuntaria y que ocasionó un penalti en contra de los blanquiazules, y en la jornada 36 por una falta en la frontal del área frente al Almería y que también se saldó con derrota (2-0).

Zé Castro y Ayoze Díaz completan la lista de castigados. El canario fue expulsado en el minuto 17 frente al Cartagena en Riazor por derribar a un rival. Por su parte, el zaguero luso se fue a la caseta en dos ocasiones, una por roja directa ante el Sabadell (1-0) -por golpear el balón con la mano mientras peleaba con un adversario- y otra por doble amarilla por desplazar el balón antes del saque de una falta a favor del Guadalajara (1-2) en el Pedro Escartín.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.