Un quiero y no puedo

137

El Dépor remontó el gol inicial de Jonás con dos zarpazos certeros de Riki, aunque Ricardo Costa amargó a los blanquiazules en el minuto 92. La expulsión de Sílvio terminó siendo determinante en el devenir del partido.

Jorge García – Dani Méndez | A Coruña

No importaba cómo pero había que ganar. Lo firmaban todos los aficionados blanquiazules antes del partido. Y la manera de llegar al fin -la victoria- no iba a tenerse en consideración si finalmente conseguía. Daba igual si se sumaban los tres puntos de forma poco ortodoxa y con 0-0 hasta el último minuto. Daba igual si lo marcaba un defensa, un centrocampista o un delantero. De penalti o de falta. Daba igual si se ganaba. Pero no se ganó.

El Deportivo empezó como casi siempre y acabó como en la mayoría de veces, perdiendo. Concretamente, ha caído en 11 de los 21 partidos de esta temporada. Anoche lo hizo desde el minuto 1, regalando un córner y defendiendo mal el centro de Tino Costa. Un equipo de la zona de descenso no puede recibir un gol así, pues la defensa en ese tipo de acciones deben tenerlo más que aprendido. Remontaron los de Domingos gracias a una acción a balón parado y una jugada individual de Riki que dejaban el 2-1 en el marcador. Momentáneo y aparentemente injusto.

Tras los 15 minutos de descanso, llegó la expulsión de Sílvio que rompió el partido. El Valencia adelantó las líneas y sus laterales -Pereira y Guardado- percutieron con criterio creando en más de una ocasión un dos contra uno frente a Manuel Pablo y Jesús Vázquez. Volvió a perder el Dépor, derrota significativa que desmoraliza al equipo y a la afición. Fue un quiero y no puedo.

UNO POR UNO:

Aranzubia: 6. Falló en el primer gol y, aunque Ricardo Costa remató cerca de él, quizás pudo hacer algo más en el tercero. Sin embargo, en la primera parte salvó el 0-2 en varias ocasiones y en la segunda evitó que el Valencia sentenciase pronto el encuentro.

Manuel Pablo: 4. Encuentro batallador del lateral canario, aunque sin demasiada fortuna. En la primera mitad no estuvo mal, pero en la segunda Bernat lo volvió loco y por su banda llegó el segundo tanto che. Su golpe en el ojo cerró una noche complicada para el canario.

Aythami: 2. Uno de los peores partidos del central canario como blanquiazul. No se entendió con Zé Castro y apenas apareció. Valdez le ganó la partida en múltiples ocasiones, tanto a él como al luso.

Zé Castro: 3. Sin Marchena, el portugués es otro. Se mostró inseguro con el balón -raro en él- y, al igual que su compañero en el centro de la zaga, necesita a alguien como Marchena que mande en defensa. Lejos de su mejor nivel.

Sílvio: 1. Jonas le ganó la partida en el primer tanto visitante. Mejoró con el paso de los minutos, pero dos entradas innecesarias a Piatti provocaron una expulsión merecida cuando el Deportivo había remontado un encuentro que, desde ese momento, se puso cuesta arriba.

Álex Bergantiños: 5. Buen trabajo en la medular y en las coberturas defensivas. Su esfuerzo fue providencial en varias acciones en las que los centrales hicieron aguas. Incluso pudo marcar el 2-3 con un cabezazo que salió rozando el larguero.

Assunçao: 4. Bien en defensa, nefasto en ataque. El centrocampista brasileño robó bastantes balones cerca del área local, pero se equivocó casi siempre a la hora de distribuir. Se ganó la expulsión tras intentar agredir a Valdez con el partido prácticamente acabado.

Bruno Gama: 3. Participativo pero muy errático en la mayoría de sus acciones. El extremo reflejó en el día de ayer la irregularidad que lo ha acompañado durante gran parte de la temporada. Debe mejorar.

André Santos: 3. Mejoró en la distribución gracias a su buen primer toque y trabajó en defensa, aunque en ocasiones pareció perdido a la hora de presionar la salida de balón del Valencia.

Pizzi: 5. Incisivo en ataque, creó peligro por ambas bandas. Apareció en casi todas las acciones del ataque blanquiazul, y suyo fue el centro que permitió a Riki hacer el 1-1. En los últimos minutos, tuvo el 3-2 en sus botas, pero el cansancio le impidió definir con claridad.

Jesús Vázquez: 6. Sorprendió a todos con su buen rendimiento en el lateral zurdo tras la expulsión de Sílvio. Piatti, a pesar de ser mucho más rápido, apenas le ganó en el uno contra uno.

Nélson Oliveira: 2. Saltó al campo motivado, con 20 minutos por delante, aunque en el peor momento de juego del Dépor. Realizó dos buenas acciones en sus primeras apariciones, pero después volvió a mostrarse errático, apático e individualista. Sin confianza.

Camuñas: s.c. Sustituyó a un agotado Bruno Gama y trabajó mucho en defensa, aunque, con el equipo blanquiazul metido atrás, volvió a aportar muy poco en ataque.

EL MEJOR

Depor_Valencia_12

Riki: 8. Espectacular partido del delantero de Aranjuez, que fue el mejor de los suyos hasta que el físico se lo permitió. Apareció siempre en la zona de ataque en la que se le necesitó, bajó casi todos los balones largos y anotó dos tantos. No se le puede pedir más.

LAS CLAVES:
Expulsión de Sílvio. Dos entradas del luso, la segunda al comienzo de la segunda mitad, condicionaron el encuentro. Con amarilla, debió medirse.

Ocasión de Pizzi. Con 2-2 y todavía con 10 el Dépor, el jugador cedido por el Atlético no aprovechó el envío de Bergantiños para sorprender al Valencia.

LO MEJOR:
El olfato de Riki. El madrileño está firmando su mejor temporada desde que es profesional. Su trabajo, esfuerzo y constancia en el ataque, y su facilidad de cara a puerta alejan poco a poco su renovación con el Deportivo.

La aparición de Jesús Vázquez. Cuando nadie contaba con él, Domingos le dio la posibilidad como lateral izquierdo y no desentonó. Es más, mejoró las prestaciones de los tres últimos.

LO PEOR:

Gol inicial. El Deportivo, un equipo inmerso en la pelea por la salvación, no puede recibir un gol a los 40 segundos del inicio del encuentro. La concentración es esencial.

Moral por los suelos. Para la afición, los jugadores, el presidente y el cuerpo técnico la derrota de anoche es un duro mazazo. La situación deportiva e institucional

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.