Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.
Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

¡Entendido!
La impotencia de Raúl Albentosa | Riazor.org

La impotencia de Raúl Albentosa

44

El deportivismo despierta hoy con el mismo sabor de boca con que anoche se fue a la cama. Un regusto extraño, con la amargura de cualquier derrota pero también con un punto ácido de incredulidad. Sin saber muy bien cómo, un encuentro dominado y controlado ante el Leganés se convirtió en una dolorosa derrota en casa, la segunda de la temporada en tres citas ante el público de Riazor. La sensación es de impotencia, no sólo entre la afición blanquiazul sino también entre jugadores como Raúl Albentosa.

Pasadas menos de dos horas de la conclusión del partido, el defensa de Alzira no pudo aguantar más la rabia y usó las redes sociales para desahogarse. A través de su cuenta de Twitter, Albentosa compartió cuatro fotos y algunas palabras para señalar dos factores incontrolables que resultaron determinantes en la derrota del Dépor: las decisiones arbitrales y los horarios de los últimos compromisos.

“Esto es impotencia y estar hundido en casa: 1) rota la camiseta 2) segundo penalti 3) codazo con sangre, clara roja 4) sábado 12h, lunes 20:30h”. Albentosa apuntaba así a tres acciones de la primera mitad en las que fue protagonista por recibir golpes y agarrones, dos de ellas susceptibles de haber sido consideradas como penalti y una que pudo haber sido castigada con tarjeta roja; además de recordar que el Leganés llegó a Riazor con dos días más de descanso que el Deportivo. Los pepineros se enfrentaron al Barça el sábado por la mañana, mientras que en esa cuarta jornada los coruñeses jugaron el lunes ante el Alavés. Una diferencia de más de 50 horas de descanso.

Lo cierto es que el conjunto de Gaizka Garitano se está acostumbrando a terminar sus compromisos como local con esa sensación de impotencia. En el anterior encuentro en Riazor, con el Athletic de Bilbao como rival (0-1), los blanquiazules también se fueron a casa creyendo que habían merecido mucho más. Pero la realidad es que el equipo continúa con 5 puntos en la clasificación y con rivales muy complicados en el horizonte: Atlético de Madrid, Barcelona, Sporting de Gijón y Celta son los cuatro adversarios a los que deberá enfrentarse durante el próximo mes.

Compartir.

Sobre el Autor

44 comentarios

  • Condiciones generales y normas de los comentarios

    1. Cargando comentarios...
      Cargar más comentarios