La increíble pero cierta historia de Antonio Tomás

36

El ex mediocentro deportivista sigue sin equipo más de tres semanas después del cierre de mercado. Como agente libre, puede firmar en cualquier momento. Juca vuelve a Brasil tras probar fortuna en la Premier League.

Se equivocó Lotina, se equivocaba. Por lo menos a corto plazo. “Es un pedazo futbolista y lo vais a ver cuando no esté aquí. No se le valora porque no ha caído en gracia. Ahora mismo le quieren seis o siete equipos de UEFA, ya veréis al que se vaya”, sentenció el técnico de Meñaka a principios de este año 2011, cuando el Deportivo empezaba a dar síntomas de preocupante debilidad y parte de la afición cuestionaba el puesto en el once del indiscutible Antonio Tomás.

El tiempo, de momento, no le da la razón al ex entrenador del club herculino, y es que el mediocentro cántabro atraviesa una situación nada habitual para un futbolista de 26 años que viene de disfrutar minutos con asiduidad en un equipo de Primera División. Más de un mes después del comienzo oficial de la temporada, y más de tres semanas tras el cierre de fichajes, Antonio Tomás sigue sin equipo.

Como agente libre, Antonio Tomás puede firmar en cualquier momento por un club con fichas libres -o por uno que sufra un lesionado de larga duración-, pero, con la planificación de los clubes ya realizada, no terminan de cuajar las opciones que le salen. Se le relacionó con fuerza con Betis y Racing durante el mercado veraniego, pero las negociaciones se terminaron rompiendo con ambos clubes que atraviesan una delicada situación económica. El último en sonar es el Real Zaragoza, pero su representante, Eugenio Botas, ha negado los rumores.

Difícil situación, entonces, la que atraviesa el centrocampista, que no parece estar dispuesto a aceptar las condiciones que le proponen los mencionados equipos. En estas condiciones, la sombra de la inactividad amenaza con detener su carrera futbolística y hacerle perder valor en el mercado.

Juca vuelve a Brasil

En una situación similar a la de Antonio Tomás, se encontraba Juca, si bien éste está cerca de cumplir los 32 años. Juca, que jugó las dos últimas temporadas para el Deportivo, comenzó su aventura herculina ilusionando a la afición con sus extraordinarios golpeos de libre directo pero terminó, lastrado por las lesiones, siendo una de las últimas opciones para el centro del campo en el dibujo de Miguel Ángel Lotina.

Concluyó contrato a final de temporada y desde ese momento se dedicó a buscar un equipo en el que continuar su carrera futbolística. Hace apenas diez días, el entrenador del Bolton Wanderers Owen Coyle le concedió una prueba para jugar en la Premier League. Entrenó con los ‘trotters’ e incluso disputó algún partido amistoso, pero no convenció al cuerpo técnico. Acaba de aceptar la propuesta del Ceará para volver al fútbol brasileño que abandonó hace cuatro años con destino al Partizán de Belgrado.

Desmarets, sin equipo

Yves Desmarets, por su parte, sigue sin equipo. El interior zurdo, cuya llegada la pasada temporada causó una gran sorpresa entre la afición blanquiazul ya que había desarrollado gran parte de su ya avanzada carrera en el fútbol amateur, tiene 32 años. Apenas llegan noticias sobre su búsqueda.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.