La internacionalidad es un grado

25

El Deportivo afianza con sus refuerzos la mentalidad competitiva del equipo. Futbolistas como Marchena, Abel Aguilar o Nelson Oliveira gozan de un importante bagaje con su selección.

A falta de un último delantero que redondee la plantilla del Deportivo de La Coruña, ocho son ya los fichajes que se han logrado cerrar desde las oficinas de la Plaza de Pontevedra. Si en la época de Arsenio Iglesias se optó por pescar entre descartes (Donato, Aldana, Claudio Barragán…) y en la de Joaquín Caparrós se planteó un remodelado ‘Baby Dépor’ con jóvenes promesas del fútbol español (Verdú, Cristian Hidalgo, Arbeloa, Adrián…), en esta ocasión la mirilla de Augusto César Lendoiro y Ernesto Bello ha apuntado abiertamente hacia un modelo cortoplacista con un importante trasfondo internacional.

Carlos Marchena, el último en llegar, acumula una carrera envidiable vistiendo la camiseta de la selección española, con la que disputó los Juegos Olímpicos de Sidney, dos Eurocopas y dos Mundiales para un total de 69 encuentros. Por su parte, André Santos y Nelson Oliveira también han sido protagonistas con el combinado absoluto portugués, mientras que Abel Aguilar lo es con la selección colombiana. Precisamente, estos dos futbolistas han sido convocados por sus respectivos seleccionadores para la ronda de choques internacionales programada para los días previos al comienzo de la Liga BBVA.

Además, Pizzi y el central Roderick Miranda han sido asiduos de todas las categorías inferiores lusas, siendo este último junto a Oliveira subcampeón mundial en el año 2010. Si a eso se le suma la experiencia que han tenido con sus países otros integrantes de la plantilla blanquiazul como Germán Lux, Zé Castro, Manuel Pablo, Valerón o Bodipo, se obtiene la tan ansiada mezcla entre veteranía y juventud que tanto ansiaba José Luis Oltra para afrontar la nueva temporada.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.