La libreta de Cristóbal Parralo: así jugaba, así entrena

128

Si hay una palabra que define la trayectoria de Cristóbal Parralo en el Deportivo de La Coruña es constancia. Su llegada se produjo en un momento tenso y de escasa confianza en un Fabril que año tras año se quedaba a las puertas del ansiado ascenso a Segunda B.

Tras un inicio complicado y lleno de dudas, el equipo encontró la senda de las victorias mostrando una gran superioridad en Tercera División. Todo ello bajo una idea clara de juego: presión alta a su rival y el control de los partidos mediante un centro del campo que siempre quiere ser protagonista.

Ahora Cristóbal deberá adaptar su innegociable 4-2-3-1 a una plantilla con interesantes recursos ofensivos. A lo largo de su estancia en el filial, el equipo siempre ha tenido un único punta arriba. Borja Domingo la temporada pasada y Uxío en la actual fueron sus delanteros de referencia. Quizás el primer equipo carece de ese tipo de atacantes capaces de jugar de espaldas a portería, algo que obligará al técnico a utilizar un juego algo diferente. Otra de las características de los equipos de Cristobal son los extremos. Pinchi y Borja Galán resultaron claves la temporada pasada en el ascenso del equipo. Ambos futbolistas poseen características similares: velocidad, verticalidad y una gran capacidad de llegar a línea de fondo y centrar. Otra figura importante en el esquema del técnico deportivista es la del mediapunta. El año pasado el club incorporó en el mes de octubre a Manu Molina, un jugador que resultó muy importante en el juego del equipo y en las acciones a balón parado. La línea en la que siempre ha introducido más variaciones ha sido la defensa. El nuevo entrenador herculino ha sabido adaptarse al rival a la hora de sacar laterales de corte defensivo u ofensivo.

Su etapa como futbolista profesional transcurrió en equipos como el Barcelona, Oviedo, Logroñés, Espanyol y PSG. Tras su retirada inició su andadura como director deportivo antes de aterrizar en los banquillos. Con el Santa Eulalia descendió a Tercera, mientras que fue cesado en el Girona tras lograr una sola victoria en nueve jornadas. Tras una estancia más larga en el Damn, un equipo con un importante protagonismo en el fútbol base catalán llegó a un Fabril donde ha cosechado sus mejores resultados como entrenador. El ascenso de la temporada pasada y la condición de líder este año provocan que el Consejo de Administración quiera otorgar plenos poderes a un entrenador que en su época de jugador fue dirigido por nombres tan interesantes como Terry Venables, Luis Aragonés, Johan Cruyff, David Vidal, Javier Irureta, Radomir Antic, Jose Antonio Camacho, Marcelo Bielsa, Miguel Ángel Brindisi o Luis Fernández.

Ahora Cristóbal Parralo asume por primera vez un banquillo de la máxima categoría con el objetivo de recuperar mentalmente a una plantilla que no se encuentra en su mejor momento. En el Fabril logró reunir un gran vestuario, ahora el reto es conseguir lo mismo en el primer equipo.

Sobre el Autor