La montaña rusa de José Luis Oltra

30

El entrenador valenciano se marchó del Deportivo tras alternar la mejor racha de su historia con una sucesión de resultados negativos que propiciaron su cese.

Augusto César Lendoiro comparecía en Riazor el pasado lunes alrededor de las 19 horas para poner el punto y final a la trayectoria de José Luis Oltra al frente del Deportivo de La Coruña. Domingos Paciência, que aterrizó en A Coruña para encontrar la regularidad, es el encargado de sustituir a un entrenador cuyos números ya son historia viva del conjunto herculino, tanto para lo bueno como para lo malo.

Desde que se había hecho cargo de las riendas del equipo el pasado verano, Oltra estuvo al frente de la entidad blanquiazul durante 65 encuentros. Con él en el banquillo, sus pupilos acumularon un total de 19 derrotas, 12 empates y 34 victorias entre sus choques en la Segunda y Primera División y Copa del Rey. Dicho de otra forma, sus porcentajes se traducen en un 29% de tropiezos, 19% de tablas y un 52% de partidos en los que obtuvo los tres puntos.

Su periplo por tierras gallegas tuvo dos etapas claramente diferenciadas. La primera, en la categoría de plata, comenzó de manera titubeante pero terminó convirtiéndose en un paseo triunfal que llevó al equipo en volandas de vuelta a la máxima categoría en el plazo exigido. La segunda, ya con el equipo en la Liga BBVA, se vio truncada antes de tiempo debido a que llegó a las vacaciones de Navidad con un pobre bagaje de dos victorias en 17 partidos.

Sin término medio

Defendido y cuestionado por igual, su arriesgada política de gestión táctica no escatimaba en correr riesgos defensivos si se trataba de buscar la portería contraria. 109 tantos a favor, 92 en contra y una media de más de tres dianas por encuentro disputado así lo confirman. Tales cifras no podrán ya aumentar, pero para el recuerdo de la hinchada quedarán récords como el de las nueve victorias consecutivas, mayor número de triunfos seguidos en casa, la máxima puntuación en Segunda o la hazaña de haber sido capaces de permanecer un año natural invictos en Riazor.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.