Las piezas que manejará Cristóbal Parralo

68

Ascender de categoría conlleva habitualmente modificaciones en las plantillas. Y el caso del Fabril no ha sido una excepción. Más allá de las renovaciones de varios pilares del curso pasado, desde fuera llegaron refuerzos más veteranos y experimentados. Viejos conocidos de la casa, el pichichi de Tercera, futbolistas procedentes de otros filiales y un mediocentro del Sestao River vasco. Si el grupo pintaba bien a principios de pretemporada, conforme esta avanzó, las expectativas se fueron incrementando. Bicho y Luis Fernández, dos de las últimas perlas de Abegondo, volvían a casa. Y Pinchi continuaba un año más en el filial. Un plus mayúsculo para un equipo que no quiere pagar la novatada tras seis temporadas en Tercera División.

Así, del once inicial que saltó al Fernando Torres de Fuenlabrada el pasado día 20, seis fueron los futbolistas que repitieron con respecto a la alineación que sacó Cristóbal Parralo el día del ascenso. Hasta cuatro fichajes y la entrada de Álvaro Queijeiro, suplente contra el Cacereño por lesión, fueron los cambios con respecto a aquel partido. Pero también en el banquillo y entre los descartes hubo variantes. En total, la plantilla del Fabril 2017/18 tendrá once modificaciones con respecto a la que terminó el curso pasado.

Las altas

En portería sigue Álex Cobo, acompañado este año por el exportero del Juvenil A Francis Uzoho, una de las últimas sensaciones de la cantera deportivista. Para reforzar la defensa llegaron tres caras nuevas: One (1995), Raúl González (1992) y Diego Caballo (1994). Dos centrales y un lateral izquierdo. Los dos primeros aterrizaron en A Coruña procedentes de un Mallorca B que el curso pasado fue 13º en el grupo tres de la Segunda B, pero que terminó perdiendo la categoría por arrastre del primer equipo. El tercero, Caballo, lo hizo desde el Valencia Mestalla. En medio del temporadón de su equipo, el salmantino apenas dispuso de minutos.

También en la sala de máquinas realizó movimientos el Fabril. Así, Gaizka Martínez (1996) desde el Sestao River, Martín Bengoa (1994) desde el Bilbao Athletic y Manuel Romay (1990) desde el Boiro fueron las altas en el centro del campo. Llaman poderosamente la atención los fichajes de los dos últimos. Criado en Lezama, Martín vio su progresión cortada por la alta cantidad de centrocampistas que tiene el primer equipo athleticzale. Sin embargo, quienes le conocen hablan de un futbolista con condiciones suficientes para llegar “al menos, a Segunda División”. En el caso de Romay, el malpicán vivirá su segunda etapa en el club de sus amores tras un paréntesis en el Austria Lustenau y en el citado Boiro.

Para el ataque se incorporaron Luismi Redondo (1998) y Uxío da Pena (1990). Recién salido del Juvenil A del Valencia y en el pasado internacional sub 17, Luismi puede actuar también en banda, posición donde ya fue probado en pretemporada. Por su parte, el delantero lucense Uxío fue el máximo goleador en el grupo 1 de Tercera vistiendo la camiseta del Cerceda.

Luis Fernández y Bicho

Pero de entre todos los regresos, dos merecen mención aparte. Hablamos de Bicho (1996) y Luis Fernández (1993). Partícipes en el último ascenso del primer equipo, llegan al filial por motivos distintos. Al sadense, cedido el curso pasado en el Racing de Ferrol, se le buscó, sin suerte, un nuevo préstamo a un equipo de Segunda. Como no cuajó, se apostó por su regreso al Fabril. Mientras que Luis, rescindido en 2016, regresa al club con el que debutó como futbolista profesional. Desafortunado con las lesiones, vivió la temporada pasada, con el UCAM Murcia, una nueva rotura del ligamento cruzado anterior, de la que aún se recupera. Agente libre desde que acabara el curso, y ayudado por el Dépor durante estos últimos meses, decidió bajar de categoría y volver a la que fuera su casa. Con ambos se espera lo mismo: que supongan un salto de calidad para el filial y que esta temporada signifique para ellos el impulso necesario para alcanzar cotas mayores.

Las renovaciones

Todos ellos se suman a los que ya estaban y que enumeraremos a continuación: Álex Cobo en portería, los laterales Blas y Lucas y el central Quique Fornos en la zaga; Carlos López, Edu Expósito y Álvaro Queijeiro en el centro del campo; Óscar Pinchi, Borja Galán y Jardel en la zona de ataque. En total hasta 10 futbolistas que siguen desde el ascenso, destacando, de sobremanera, la continuidad de Pinchi. El jugador coruñés seguirá un año más con el “B” pese a las intentonas de equipos de categoría superior, como el Sevilla Atlético, por incorporarle. Con ficha sub 23, podrá ser requerido por el primer equipo cuando Pepe Mel lo crea necesario.

Las bajas

En el capítulo de bajas, la más sonada fue la de Nacho Monsalve. Fundamental en la consecución del objetivo el curso pasado, el central madrileño abandonó este verano el Dépor para enrolarse a las filas del Recreativo de Huelva, cesión del Rayo Vallecano mediante. También Arnau Campeny, acompañante suyo en el centro la zaga durante el inicio de la temporada pasada, se despidió de Galicia. El ex de La Masia viene de fichar en los últimos días por el Llagostera gerundense, donde, a priori, combinará el primer equipo con el filial, que milita en Primera catalana. A ellos se sumó la salida de Manu Molina. Incorporado en enero, el centrocampista onubense acaba de ser anunciado por el Lleida Esportiu, de Segunda B. Cerca de él, en Terrassa, y una categoría más abajo, jugará el boliviano Jorge Carreón; al igual que Borja Domingo, que defenderá los intereses del Atlético Levante. Un poco más al sur, en Murcia, Marcos Legaz. Aquejado seriamente por las lesiones en su etapa como blanquiazul, pertenece ahora al UCAM. Unas dolencias que tampoco dejaron lucirse a Manú Teixeira, con destino desconocido aún. En Almería, otro ex, Álex Corredera, quien pese a realizar la pretemporada con el primer equipo de la UD, jugará para el filial.

Pero también dentro de nuestra frontera encontramos a varios militantes de aquella plantilla. En el recién ascendido Cerceda de Tito Ramallo, el “10” y la manija del centro del campo le pertenecen a Hugo Rama. Una categoría y un grupo uno donde el orosino coincidirá con su excompañero Anxo, que ahora viste los colores del Pontevedra. Álvaro Naveira en el Compostela y Ángel Fernández cedido en el Laracha, completan el repaso del que fuera el plantel del ascenso.

Sobre el Autor

En Xogo (TVG) y Galicia en Goles (Radio Galega). Aquí, juntando letras sin que suenen mal. O intentándolo.