Lendoiro: “El día que se vaya el señor del Pozo ya nos habremos caído al mismo”

0

Augusto César Lendoiro, expresidente del Deportivo, analizó la actualidad del club coruñés de forma profunda en Radio Marca Coruña. Desde la parte económica, a la deportiva, pasando por las críticas hacia un organigrama en el que “de entre las diez primeras espadas, ninguno es gallego”. Además, destacó que con el actual director deportivo, el equipo está condenado “al pozo”.

El Deportivo no era colista desde el año 83

“En el año 83 hay una diferencia, éramos últimos en la jornada 4, y ahora ya se ha superado el 25% de la Liga. Es mucho más peligroso. Tiene poco que ver una cosa con la otra. La situación no es salvar la categoría, que la doy por salvada, pero empiezas a decir “cuidado, cuidado”. Vienen tres partidos con el del Málaga en casa, no voy a decir que es fácil, podría ser terriblemente peligroso. Hace unas semanas tenía una cena con amigos muy cercanos al Deportivo, hicimos porra con los cuatro partidos incluido el de Las Palmas. Yo era de los que más puntos le daba al Deportivo, oscilábamos entre los 6 y 7 los que más puntos le dábamos en cuatro partidos. Había quien le daba cuatro.

La gente que está deseando que el Deportivo mejore, empieza a ver un peligro inminente. Estamos entrando en terreno de arenas movedizas. Equipos con el Deportivo que no están acostumbrados a esas situaciones en Segunda División… hay que pensarlo seriamente. Todas las veces que estuvimos en esa situación, hace muchísimos años, en el 79-80 con el descenso a Segunda B, y en el 73-74 a Tercera. ¡Uf! Son situaciones que en esas épocas teníamos algún punto mas y se terminó descendiendo”.

La herencia y la famosa deuda del Deportivo

“Me recuerda a las épocas más recientes. La temporada que yo heredo, 87-88, llego en junio para pagar como todo buen presidente que se precie, que sabe que tiene que pagar lo anterior, la situación no suele ser económicamente favorable.

Las herencias hay que aceptarlas a beneficio del inventario. O si no, no ir. Lo que está claro, que todo el mundo sabia que la herencia era la que era, no engañamos a nadie. En ese momento había hasta una administración concursal contra el Deportivo y de forma especial contra mi.

El nivel máximo de deuda del Deportivo es justo cuando mejor estábamos, la misma temporada o la anterior a jugar la semifinal de Champions con el Oporto. Quedamos contablemente 178 millones de euros de deuda, está recogido. La deuda viene como vienen siempre cuando intentas hacer cosas especiales, como fue la del Deportivo. Es un récord que será difícil que un club de una ciudad como la nuestra haga lo que hizo el deportivo”.

Cuatro presidentes pero unión cuando llegó Lendoiro

“Este momento lo relaciono con cuando llegué, hubo cuatro presidentes. Yo entré en el Deportivo el día de San Antonio, era el cuarto presidente de la temporada. Con tres entrenadores en esa misma temporada. Empezó Eusebio Ríos, continuó Rodriguez Vaz y terminó Arsenio. Nos salvamos con el famoso gol en el minuto 94, lo que no se dice, que no fue solo ese gol, había que ganar el partido del Xerez contra el Bilbao Athletic, ellos descendieron al perder en Jerez. No valía ganar nosotros. Esa es la historia del fútbol que yo heredé. Ahora se me parece un poco a aquella época, pero peor.

Este momento es peor. En ese momento, que no había ni camisetas, hubo que comprarlas como un club modesto normal. En el Ural teníamos mejor material que en el Deportivo. Nos las vimos ajustadas para presentar el equipo, de forma ramplona.

La situación buena es que estábamos unidos. La gente quiso, pidió por todos lados, que me hiciese cargo del equipo. Yo tenía todos los chollos del mundo y más, era presidente del Español, Ural, del Liceo, organizador del Mundial de hockey sobre patines, de la Diputación, Concejal del Ayuntamiento, director gerente del Liceo La Paz y seis hijos que había que sacar adelante. Eso hizo que la gente se aunase y valía todo. Estaban encariñados con el proyecto y fue factible, entre todos pudimos. El camina o revienta, caminó, pero a toda pastilla”.

La silla eléctrica

“Llevamos dos entrenadores y está empezando la Liga. Hay que valorarlo. La situación es distinta, antes era un hombre un voto, ahora un hombre tiene 10.000 votos y muchos tienen 2, unos 20.000 tienen 2 votos. Entre dos o tres personas suman lo mismo que 20.000, eso va a cambiar muchísimo las cosas con respecto a esa época. Dentro de esa situación, hay que tener presente que puede ocurrir. El palco era la silla eléctrica. No cambio ni una palabra, ni una letra de todo eso. Hay que aguantar la situación, yo la aguanté una que la afición se molestó y cantó. Es duro aguantarlo. En la calle siempre encontré mucho cariño, y podría decir de casos muy excepcionales que fuesen desagradables. Eso lo pasé en el año 24 o 25 de mandato, hasta ese momento, era todo excepcional. Ese momento te queda grabado, al que se lo hacen a menudo, antes del partido, en el partido, tiene que pensárselo muy bien para decir ‘y esto merece la pena’. La familia qué piensa sobre eso… son muchas las preguntas que surgen cuando eres presidente”.

“Un club profesional no se puede permitir el lujo de que su presidente vaya en las horas libres”

“Y una de las cosas que me llegan ahora, el “aún encima no cobro”. Es una de las cosas que no se puede permitir, ni en el Deportivo ni en ningún club. Un club que tienen en Primera División un presupuesto de 60 o 70 millones, no se puede permitir el lujo de que el presidente vaya en las horas libres. O vive de rentas… limitamos el ser presidente al millonario, o si verdaderamente buscamos la persona adecuada, hay que pagarle y pagarle bien. Muy bien. El fútbol es así. Es una situación que al mes o a los tres meses, te están cantando y hay que marcharse. Igual no aguantas. En la historia del deportivismo, hay infinidad de presidentes, de tres cuatro meses. No. Habían aguantado el tirón, pro las razones que fuesen se habían encontrado con una situación que quisieron eliminar en muy poco espacio de tiempo.

Una cosa es ser propietario del club y otra es mandar. Hay infinidad de propietarios que no pueden ir al palco, el del Sporting de Gijón no puede ir al palco. En el fútbol te involucras tanto que olvidas todo lo demás. Tus problemas de todas las cosas desaparecen para quedarse en el fútbol. Si eres abogado, pierdes tu clientela, si eres médico igual”.

“El día que se vaya el señor del Pozo, nos habremos caído al mismo”

“Mientras tanto, te gastas un millón de euros en una secretaría técnica. yo no quise nunca director deportivo, le entregas en cuerpo y alma todo lo importante y decisivo en el club, el césped. Fíjate lo grave que es la situación, que ninguno de los que están en el organigrama deportivo del club, no los técnicos del primer equipo ni del segundo, los que deciden. Los diez primeros espadas del Deportivo no hay ni uno gallego. Ni uno solo. El día que se vaya el señor Del Pozo, nunca mejor dicho, nos hemos caído al mismo, porque no sabemos a dónde han ido, lo que representa el buscar de verdad en el fútbol gallego desde los mas pequeños a lo mayores, tenemos en Cataluña uno, otro en Madrid, otro en Andalucía, otro en Valencia… serán tan burros los clubes de todas esas zonas, que como son grandes zonas muchos clubes de primera y segunda división, para perder los jugadores de nivel que pueden servirnos nosotros. Mientras tanto, la captación en Galicia no es buena. Pero el día que se vayan, se va todo. Todos los conocimientos de ellos del club. Es peligrosísimo. Antes no había ni uno de fuera, ahora no tenemos ninguno de casa. Menudo negocio”.

El miedo a estar un año más en Segunda

“Para mí es una plantilla que debe aspirar al playoff, pero el fútbol es un sentimiento. Si la situación es buena, para el club, jugadores, los resultados son positivos. La moral juega un papel importantísimo. Desde el punto de vista del entrenador, puede ser el “no me agobien, tengo puntos para todos”. El Deportivo no es un equipo más de Segunda División. Si no es el número uno, estará empatado con el Zaragoza. Hay que exigir lo que es normal. Sobre todo en la segunda temporada. El año de verdad para exigir era el pasado, tenías más dinero, venías de Primera… como lleguemos otra temporada más en Segunda, nos vamos a convertir en un equipo más de Segunda. Me refiero económicamente. No tenemos casi nada que vender, de entrada nada. Si vamos a tener menos dinero, cuál es la cantidad que cada año hay que pagar a ABANCA para mantener esa situación. Dicen unas cifras que no coinciden con la que se había dicho”.

La falta de transparencia

“En Segunda era la mitad de Primera, pero me parece que solo eran dos años. Para el año que viene, serían tres. El presidente dijo que era igual la cifra, después salió el director general (Dans) y dijo que era la mitad en Segunda. Si al tercer año también entra en función la cantidad de Primera que hay que pagar, ha sido el tercer año que estás en Segunda, es una situación complicadísima. Si hay que pagar esa cantidad, no te queda dinero ninguno del presupuesto. Me imagino que habría que llegar a un acuerdo con ABANCA. Si en Primera hay que pagar 8 millones, no me dan las cuentas. Si te prestan 45, y pagas durante años 8, te vas a 120 millones. Cosa inaudita. Si yo no tenía transparencia, la de ahora en los temas fundamentales, son cosas que no se han aclarado en absoluto. No hay datos sobre el particular”.

La destitución de Anquela

“Que la gente pedía el cambio de Anquela… precisamente es lo que no pedía. Conozco un poco a Anquela, me parce un hombre honesto, trabajador. No me parecía que el Anquela de siempre estuviese en el Deportivo. Me parecía un hombre de horca y cuchillo, si permites que entren en el vestuario, cosas raras… diga lo que diga el bueno de Anquela, eso es perder puntos. Un profesor mío decía, “si casi todos los accidentes ferroviarios se deben al vagón de cola, por qué no eliminar el vagón de cola”. Las risas eran evidentes, aquí casi queremos eliminar el vagón de cola. En el Deportivo todo el mundo le pone la culpa al primero que aparece, pero el que firma, panda. El que decide, o deciden otros por él y él firma, el presidente no puede mirar hacia otro lado. NI el presidente actual, ni Constantino Fernandez, ni yo, ni nadie puede mirar hacia otro lado”.

Foto: Laura Santos

“Confío en que Luis César pueda levantar al equipo”

“Lo he seguido bastante y es un entrenador serio, estudioso del fútbol y que ha crecido mucho con el tiempo. Creía y creo que además de ser un deportivista, es una persona cercana, trabajadora. En ocasiones no encaja bien con lo que piensan los jugadores, son mucho más cómodos, y él tiene obsesión con la grasa, los pliegues y el peso, a veces genera algún problema de vestuario. Si eso lo pasa bien, creo que mejorará el peso del equipo y el aspecto físico de los jugadores. Lo vi pletórico de facultades y de ilusión al llegar al cargo aunque las declaraciones del otro día lo vi triste y decaído, como pensando que vaya lío en el que me he metido. Parecía como bajo de moral. Es el primero y no se le puede culpar porque lleva tres días pero confío en que pueda levantar al equipo”.

Sobre Carmelo del Pozo: “La última decisión la tiene que tomar el presidente aunque me las propongan otros”

“Lo peor de las dos últimas directivas es que hiciera de su capa un sayo. Cuando traspasamos a Filipe al Atlético estaba Miguel Ángel Gil, el director general y el deportivo. Curiosamente estaba yo solo por parte del Dépor. En mi mentalidad no cabe lo otro. La última decisión la tiene que tomar el presidente aunque me las propongan otros. Esa situación no me entra en la cabeza, pero si añades a eso las otras diez personas de su organigrama son ajenas al fútbol gallego. Para mí es una locura porque cuando se vaya el día de mañana esto va a ser un solar porque se llevarán toda la información y aquí no quedará nada. No podemos ser más listos que el Papa. Vamos a controlar todo lo bien que podamos lo de aquí y no abarcar otras partes de España.

La despoblación del Fabril

El último año que estuve como presidente había doce, trece o catorce jugadores del Fabril. Solo nos ha quedado Álex. Han dejado marchar a jugadores con calidad suficiente para estar en el Fabril o en el Deportivo. Hugo Rama no valía para el Fabril y es un jugador fenomenal para tenerlo por lo menos ahí. Pasó con Lemos y con muchos jugadores más. Hay que ser realistas y con nosotros la cantera estaba bastante bien. El Celta nunca ganaba más titulos que nosotros, estábamos mucho más igualados. Ellos tuvieron la suerte de sacar jugadores muy buenos de mediocampo para arriba y nosotros sacábamos defensas. Fue una pena porque se cotiza mucho más lo de arriba. Pero no es cierto que no cuidáramos la cantera. ¿Es cuidar la cantera tener 50 jugadores de fuera en la residencia?

No me vale la frase de Del Pozo de que fueron a Vallecas varios del Fabril cuando solo jugó uno. Este fin de semana viajaron cinco por necesidad pero no tienen continuidad. Si tienen nivel que los mantengan ahí o alternen pero con posibilidades de poder entrar. Ahí Fernando lo hizo muy bien aunque en algún caso se precipitó como por ejemplo con Bicho. Pero en muchos casos acertó como Juan Domínguez, Insua, Juan Carlos. Esa es la realidad y me da pena porque las categorías inferiores ahora son un desmadre. Parece que había que terminar con todo lo que había antes”.

Foto: Laura Santos

La llamada de Paco Zas

“Me llamó en dos ocasiones después de las desafortunadas palabras que tuvieron él y Tino hacia mí. Hay gente que no sabe ganar en la vida. Si tienes que aunar y lo primero que haces es echar la culpa al saliente, al final no vas a poder aunar. Eso tiene dividido al deportivismo. Él me llamó y le dije que no era momento para hablar, le dije que más adelante. Cuando se enteró de que estaba internado también me llamó y me deseó una pronta recuperación. Me invitan al palco a menudo y lo agradezco pero por ahora he preferido no ir. Quedé muy dolido porque no me esperaba esas palabras en la Asamblea. No sé si está empezando a tomar decisiones por sí mismo, pero si no dice la verdad sobre todo lo ocurrido como la ampliación de capital, Hacienda y el crédito de ABANCA. Si esas cosas no se explican bien. Es una locura.

No tengo datos ni pruebas de que Tino Fernández esté detrás de las decisiones pero si yo llego nuevo a un club y antes de conocer nada lo primero que digo es que asumo todo lo que ha hecho antes Tino Fernández, entre ellos el cargo de director deportivo o general. Cuando aceptas eso sin conocerlos fisicamente da a entender que la decisión de Zas está muy mediatizada por la petición/exigencia a cambio de 24.000 acciones, blanco y en botella. Si resulta que no hay cambios cuando te das cuenta que algo no funciona. Creo que tomaba más decisiones personales el señor Fernández que Zas en este inicio de mandato. Me consta que Tino no tuvo en cuenta opiniones de Barral a la hora de echar a algunos entrenadores. Si sales presidente porque alguien te da 24.000 acciones algo tiene que haber a cambio”.

Un venezolano que nunca llegó

“Yo hice una ampliación de 60 millones de euros para resolver entre todos la deuda. Solo conseguimos cuatro o cinco y ya que no lo hicimos entre todos abrí la mano para que viniera alguien. Se llegó a un acuerdo con un venezolano que al final no cumplió con poner el resto”.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.