Lendoiro: “Estamos todos decididos a marcharnos, pero no vamos a admitir que nos echen”

306

El presidente quiso explicar punto por punto la actualidad económica del club, ya que “hay informaciones que no se ajustan a la realidad”. Explicó además los motivos por los que no se ha firmado el convenio.

Tras la presentación de Javier Arizmendi, Augusto César Lendoiro desgranó punto por punto la actualidad del club que preside, indicando que “se están dando informaciones que no se ajustan a la realidad. Vamos a decir las cosas como son, nos tildan de imprudentes por no firmar el convenio, y vamos a explicar el motivo por el que no firmamos”.

“Es inviable hacer frente a la deuda en diez años”

El presidente herculino reflexionó sobre la situación económica del club. “¿Cómo vamos a firmar un convenio en el que no existe un plan de viabilidad? Rechazaron el que había presentado el Dépor, pero no nos presentaron ningún convenio. El único que al parecer tenían perfilado, ellos mismos reconocían que era inviable”.

Prosiguió añadiendo que “no se nos presentó ningún tipo de convenio para que estuviésemos de acuerdo o no. Simplemente dos folios que ya se conocen. Eran unas ideas en un decálogo que marcaba unos puntos de vista”. Agregó además que “es inviable hacer frente a la deuda en diez años, por eso se pedía un plan de viabilidad, para saber de dónde salen los ingresos para hacer frente a la deuda. Es imprescindible para el club recibir una parte importante de los 30 millones de las cantidades que están bloqueadas. Tanto por Hacienda, como por los bancos. El Dépor necesita una cantidad importante para resolver los problemas antiguos”.

En cuanto a las deudas de la temporada pasada, “se deben abonar con los ingresos de la 12.13. Si esas deudas se pagan con los ingresos del próximo curso, es evidente que el Dépor no podrá hacer frente a los gastos de la propia temporada al haberlos consumido pagando la anterior”, prosiguió.

“Entendemos que la hoja de ruta la debe diseñar el consejo, con los acreedores y pactando, no imponiéndola”, puntualizó. Aunque dejó claro que “estamos abiertos a llegar a todos los acuerdos que sean factibles y posibles para el club. Si llegamos a firmar lo que nos querían hacer firmar, es posible que el club no pudiese hacer frente a las deudas, y entonces sí estaríamos en causa de disolución“, añadió Lendoiro.

En los próximos días, Lendoiro solicitará “reuniones con todas las partes para acercar posturas. No queremos vencedores, ni vencidos. Intentaremos vernos con los bancos, Hacienda y Administración Concursal. Pero lo que no puede ser es que se nos quiera imponer algo”.

“No nos marcamos fecha límite para el convenio”

El presidente aseguró que buscan “un buen convenio” y deseó que se pueda “firmar pronto”. Pero para eso, “necesitamos un plan de viabilidad. Si el nuestro y el de la Liga no ha sido aceptado, ahora entre Liga, AFE, bancos o Hacienda, se pueden incorporar al convenio y hacerlo lo más rápido posible. Está todo el mundo de vacaciones, pero nosotros no”, espetó.

“Urge el tema deportivo”

Tras salvar el ‘match-ball’ del descenso administrativo, Lendoiro también quiere centrar esfuerzos en construir el nuevo proyecto. “Le dedicaremos el tiempo necesario y toda la aportación posible”.

Explicó el presidente que “merece la pena arriesgar ahora. Jugadores como Arizmendi son de Primera División. Hemos peleado con equipos de Primera, pero ha venido al Dépor con la ilusión de ascender. Este año es más fácil que el que viene, y más que el siguiente y el siguiente. Además del seguro de descenso, puede haber otras reducciones como publicidad y abonados. Es básico e importantísimo que este año hagamos el esfuerzo hasta donde se pueda llegar. Pero debe ser un esfuerzo ajustado, que es el que permitiría la Liga”, reconoció.

Preguntado sobre la quita, aseguró que “habíamos partido de la base de que no había quita. Creíamos que habría que devolverle a cada uno lo que le corresponde. Si eso nos obliga a ir a una quita, reduce gastos y años. Planteamos que no hubiese quita, pero el Banco Gallego dijo que de ninguna forma podría ser sin quita. Teníamos la aceptación por parte de Nova Galicia Banco”, explicó. “Pero si los bancos nos dicen que hay que hacer quita, eso reduce en un 33%, no de toda la deuda, de sectores determinados”.

Arizmendi_07

“Estamos decididos a marcharnos, pero no permitiremos que nos echen”

Augusto César Lendoiro apuntó que la actual, “no es una postura de resistencia. Hemos estado 25 años, con muchos éxitos y también con muchos momentos malos. No vamos a dejar que los intereses del consejo vayan por delante del deportivismo. Estamos decididos a marchar, pero no vamos a permitir que nos echen. Eso es un golpe de estado“, aseveró.

Reconoció que “los que nos pueden echar son los accionistas, no otros. Somos conscientes de que ha llegado el momento, pero con tranquilidad, marcando los tiempos y sin empujones”.

Preguntado sobre quién lo sucedería en el cargo, añadió que “no tengo el dato de que nadie quiera ocupar nuestro cargo, pero estamos dispuestos a hablar. Se quien le ha pedido a alguien que se hiciese cargo del Dépor. Sabemos quién es, pero sabíamos que iba a decir que no. Si le hubiese dicho que sí, los primeros en ir en procesión detrás de él éramos nosotros”. Agregó que “el que entre tiene que contar con los votos de los accionistas. Lo que parece tan fácil, a lo mejor no lo es”.

Llegadas y salidas

En cuanto a la confección deportiva del club, aseguró que trabajan en buscar soluciones para que “algunos jugadores tengan que salir”. En la banda derecha, hay tres jugadores, algo que le cierra las puertas al posible regreso de Scaloni. “Se le tiene un cariño especial, pero en esa posición tenemos tres jugadores. Es muy complicado”.

Reconoció que es muy difícil que pueda llegar Salomao, ya que “tiene un año de contrato y no van a dejarlo salir”. Y también el caso de Marchena, quien está “difícil”.

Sobre la famosa ayuda del ‘afillado’ Mendes, apuntó que “después de la que le cayó el año pasado, tiene que tener mucho cariño al club para volver a ayudar”.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.