Libres para negociar

101

Guardado, Lassad, Colotto y Pablo Álvarez terminan contrato el 30 de junio y desde el día de ayer tienen libertad para buscar equipo para la próxima temporada.

Augusto César Lendoiro tiene ante sí un nuevo quebradero de cabeza. Una temporada más, jugadores importantes dentro de la plantilla herculina podrían abandonar el club sin dejar un solo euro en las maltrechas arcas del club. Hombres como Adrián, Lopo o Juan Rodríguez, por mencionar algunos de los más recientes, terminaron su vinculación con el Deportivo en su último año de contrato y sus nuevos equipos no tuvieron que pagar.

Esta vez son Andrés Guardado, Lassad, Colotto y Pablo Álvarez los que afrontan sus últimos seis meses de contrato. La normativa indica que es desde el 1 de enero cuando ya son libres para negociar con otros equipos su futuro sin tener que contar con la entidad que les está pagando.

En el caso de Guardado, es un secreto a voces que abandonará el Deportivo al finalizar la temporada. El objetivo del azteca es devolver al equipo que le dio la oportunidad en Europa a Primera División. Su destino parece ser el Valencia, club que lleva varios años detrás de él. Otro interior, Pablo Álvarez, también termina en 2012 su contrato como blanquiazules.

Muy parecidos entre sí son los casos de Lassad y Colotto. Lendoiro intentó su renovación a principios de temporada, pero ambos jugadores se encomendaron al final de Liga para tratar de su futuro. En un principio su continuidad podría estar ligada a un posible ascenso del equipo, y de concretarse, a que el presidente deportivista realice una oferta por ambos que les resulte satisfactoria.

Además de ellos cuatro, otros tres jugadores terminan su contrato el próximo 30 de junio pero en otras circunstancias. El portugués Diogo Salomão y el ourensano Borja cerrarán en esa fecha su cesión, mientras que Juan Carlos Valerón afirmó la temporada pasada que ésta sería la última como jugador aunque tiene contrato durante cuatro años más con la entidad.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.