Los viejos rockeros nunca mueren

87

Rusia y la anfitriona Polonia están fuera de la Euro 2012. Los veteranos Karagounis y Jiracek dieron los tres puntos a sus selecciones, Grecia y República Checa, que sirvieron para colocar a ambas en los cuartos de final del torneo.

Las selecciones de la República Checa y Grecia se han convertido en las primeras clasificadas a cuartos de final, después de terminar la fase de grupos como primera y segunda de grupo. Polonia y Rusia, por su parte, siguieron los pasos de la República de Irlanda y Suecia. Especialmente sorprendente el caso de los rusos, tras un partido de inauguración sobresaliente.

Jorge Iglesias | A Coruña

GRECIA 1 – RUSIA 0 (1-0 Karagounis, min. 45+2)

Grecia acudía a la última jornada de la fase de grupos sabiendo que necesitaba la victoria para poder acceder a los cuartos de final. Los helenos salieron a por todas desde el primer minuto, aunque poco a poco fueron cediendo terreno a su rival. Los soviéticos, con Arshavin desaparecido, se encomendaron a la calidad de Dzagoev y el trabajo de Kerzhakov, aunque ninguno de ellos fue capaz de perforar la portería defendida por Sifakis. Con todo, el gol parecía cuestión de tiempo.

Sin embargo, en los estertores de la primera mitad, Karagounis dio un vuelco a la clasificación del grupo. Un error defensivo ruso en un saque de banda permitió al ‘10’ griego colocar a su equipo con ventaja, y momentáneamente en la siguiente fase. Era la primera vez a lo largo del campeonato en que Grecia mandaba en el marcador, lo que le iba a permitir mostrar sus virtudes defensiva, mucho más trabajadas que las ofensivas.

Por su parte, Advocaat, necesitaba un revulsivo sobre el césped, pues un gol de Polonia o la República Checa en el otro partido los mandaba para casa. Dio entrada a Pavlyuchenko en detrimento de Kerzhakov, pero no pudo mejor el rendimiento de este. Rusia necesitaba más que nunca a Arshavin, quien había demostrado en partidos anteriores ser el jugador más desequilibrante de su equipo. Pero como en multitud de ocasiones, ‘Shava’ no estuvo a la altura. Advocaat puso a toda la artillería. Pogrebnyak e Izmailov salieron al campo para dar aire fresco a sus compañeros, pero tampoco fueron capaces de cambiar el resultado y vieron como se despedían del torneo por el resultado de choque que se disputaba en Wroclaw.

REPÚBLICA CHECA 1 – POLONIA 0 (1-0 Jiracek, min. 72)

Michal Bílek, técnico checo, no pudo contar con su jugador franquicia, Tomas Rosicky, que con unos problemas musculares tuvo que dejar su puesto a Daniel Kolar. Era la gran ocasión para los hombres de Franciszek Smuda de dar la campanada y lograr una victoria que los colocase en la siguiente fase. Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron un continuo intercambio de golpes. Lewandowski, Blaszczykowski y Piszczek era los jugadores que más intensidad ponían por el bando visitante, mientras que Gebre Selassie y Pilar cabalgaban a sus anchas por las bandas polacas. No hubo fruto para nadie. Con el empate, que clasificaba a la República Checa, se llegó al descanso.

El tanto de Grecia en Varsovia mandaba a las dos selecciones para casa, por lo que los de Bílek ya no podían especular con el resultado. Tras la reanudación los nervios afloraron y había demasiadas imprecisiones. Fue en ese momento en el que apareció Petr Jiracek. En un contragolpe llevado por Milan Baros, este cedió a su compañero en el interior del área. Tras regatear a su par batía a Tyton por bajo para el delirio de los aficionados checos.

A partir de ahí surgió el oficio checo. Los minutos fueron pasando, y aunque Polonia pudo empatar en los últimos minutos -resultado que hubiese colocado a Rusia en la siguiente fase- el luminoso no cambiaría su sino.

CLASIFICACIÓN GRUPO A.

República Checa. 6 PUNTOS.
Grecia. 4 PUNTOS
Rusia. 4 PUNTOS
Polonia. 2 PUNTOS

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.