Manu Mosquera, el jugador número 12 del Deportivo

0

El Deportivo se juega este sábado todas sus opciones de ascenso a una sola carta. Los blanquiazules no pueden fallar ante el Córdoba si quieren hacerse acreedores del último billete disponible para disputar el playoff. Pese a no pasar del empate frente al Elche el equipo de José Luis Martí llega a la última jornada dependiendo de sí mismo. Todo un privilegio del que es responsable en gran medida un Manu Mosquera que podría reafirmarse este sábado como el jugador número 12 del Deportivo.

El Extremadura que dirige el otrora canterano deportivista y posteriormente técnico del Fabril, recibe al Mallorca en la última jornada liguera. Ya sin nada en juego, el cuadro azulgrana intentará poner el broche de oro a su brillante temporada con una victoria ante su afición. Lo que a priori podría verse como un escenario y un rival propicio para los intereses de un Mallorca que aún aspira al cuarto puesto, puede terminar convirtiendo a los bermellones en la última víctima de los de Almendralejo.

La llegada de Manu Mosquera al banquillo extremeño trajo consigo la ansiada reacción a un equipo que amenazaba con regresar de nuevo a Segunda B. Los resultados pronto empezaron a acompañar, hasta el punto de convertirse en el auténtico azote de los equipos inmersos en la lucha por el ascenso. Uno de los primeros en comprobarlo fue el propio Deportivo, al que el Extremadura derrotó por la mínima en el estreno de Martí en Riazor. Igual suerte corrió el Málaga, y el último en sufrir el buen momento de los de Mosquera en sus propias carnes fue el Cádiz.

Precisamente ese triunfo logrado en el Ramón de Carranza es lo que puede acabar decantando la balanza del sexto puesto en favor del Deportivo. Desde A Coruña eran muchos los que confiaban en que un deportivista de cuna como Manu Mosquera echara una mano al club de sus amores. Y el técnico no defraudó. Una ayuda inestimable que ahora deberán hacer buena los herculinos derrotando al Córdoba, pero que podría tener continuidad este sábado ante el Mallorca.

El conjunto bermellón tiene garantizada su presencia en el playoff, pero necesita sumar un punto en el Francisco de la Hera para asegurar el quinto puesto. Sin embargo, una victoria del Extremadura podría hacerles caer a la sexta posición, con el Deportivo como gran beneficiario. Y la empresa no se presume nada fácil para los baleares, ya que visitarán Almendralejo con numerosas bajas y la vista puesta ya en el playoff. Tanto es así que, entre lesionados y apercibidos, Vicente Moreno ha dejado en Palma hasta a ocho titulares; Reina, Sastre, Raíllo, Salva Sevilla, Lago Junior, Budimir, Estupiñán y Aridai.

Así pues, Manu Mosquera tiene ante sí este sábado la oportunidad inmejorable de prestar un último servicio al Deportivo y convertirse en su jugador número 12.

Sobre el Autor