Marchena, entre algodones

51

El defensa sevillano se retiró antes de tiempo del entrenamiento de ayer por precaución, al sufrir unas molestias en la espalda.

Carlos Marchena no completó la sesión de entrenamiento de ayer, ya que tuvo que retirarse antes de tiempo por precaución, tras sufrir unas molestias en la zona lumbar. Pese a todo, se espera que el central pueda entrar en la convocatoria para el partido del próximo domingo ante el Eíbar.

Pablo Insua, por su parte, vio el pasado sábado la quinta amarilla y cumplirá ciclo, por lo que el campeón del mundo y de Europa compartirá el centro de la zaga con Kaká Bezerra, que ya se encuentra recuperado de la lesión que le mantuvo apartado de los terrenos de juego durante el último mes, incluso ya ha disfrutado de minutos en el tramo final del último partido ante el Alavés.

Por otro lado, Javier Arizmendi sigue trabajando al margen, por lo que cada vez son menores las probabilidades de que pueda regresar a la convocatoria para esta jornada. Su lugar será, a priori, ocupado por Juan Carlos Real, que ha vuelto a ofrecer su mejor versión pegado a la linea de cal con el sistema 4-4-2, un esquema que en el último partido dio al equipo un aire nuevo en ataque durante gran parte del enfrentamiento ante el Alavés. Cesary Wilk y Álvaro Lemos, por su parte, continúan también trabajando con los readaptadores.

Antonio Núñez, listo para jugar

El extremo ha conseguido superar sus problemas físicos y ha recibido en el día de ayer el alta médica, por lo que estará disponible para entrar en la convocatoria para el domingo. La incógnita sobre su futuro sigue abierta, ya que su contrato le vincula con la entidad coruñesa únicamente hasta el próximo 30 de diciembre.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.