Ni siquiera amor propio

160

Hasta esta semana la clasificación había dejado claro que al Dépor no le sobraba fútbol. En los dos últimos encuentros ha demostrado que ni siquiera piensa demostrar amor propio en este final de campaña. Tras el desastre de Anoeta, la plantilla tenía una buena oportunidad para resarcirse con la visita del Madrid a un Riazor dispuesto a perdonar si veía sufrir a los blancos. Baño y masaje. En eso se ha convertido el otrora inexpugnable estadio herculino para los blancos, que curaron las heridas provocadas por Messi en el clásico gracias al pasillo blanquiazul.

Por si fueran pocos los pecados cometidos por el Dépor esta campaña, ante los de Zidane sumaron a la lista el de la soberbia, como creyendo que porque el francés había apostado por la segunda unidad en A Coruña el duelo requería de un esfuerzo menor. Así, la primera bofetada de realidad llegó a los 46 segundos. Porque quizá los Morata, Isco o Asensio carezcan del glamour de otros, pero lo que no escatiman es en orgullo y ganas cada vez que pisan el verde. Robo en campo contrario, balón filtrado a Morata y gol.

El tanto y el escenario envalentonó a los blancos, que pronto se dieron cuenta de que sin demasiado esfuerzo podían firmar una goleada que les diera fuerzas para la recta final del curso. En los primeros 15 minutos, tiempo que transcurrió entre el primer tanto y el segundo, firmado por James, Morata y Asensio se quedaron dos veces delante de Lux. El meta resolvió con acierto las dos acciones, pero nada pudo hacer en el remate a quemarropa del colombiano en un tanto que volvió a evidenciar la dejadez local. Kovacic se recorrió el campo sin que nadie se atreviera a hacerle una falta para evitar la contra.

No había noticias blanquiazules para entonces, a lo que contribuyó también un Pepe Mel que habló en la previa de plantear un partido similar al de Atlético y Barça, pero al que le tentaron los focos y apostó por sus peloteros. Pero el Dépor no tuvo el balón porque no existía presión para recuperarlo. Tras el enésimo milagro de Lux, que le sacó con la cara un penalti corrido a Morata, Andone recortó distancias al recoger un balón suelto en el área. El equipo coruñés tuvo entonces un chispazo e incluso pudo empatar de rebote en un córner, pero Lucas Vázquez volvió a ampliar la ventaja antes del descanso, culminando una maravilla de Isco.

El técnico blanquiazul reflexionó en el vestuario y tras el descanso cambió el dibujo por algo más similar a lo que el encuentro pedía de inicio. Navarro por Kakuta y doble lateral en la izquierda para tapar la sangría. El problema es que Lux tuvo que retirarse también tras el pelotazo recibido por Morata y a los diez minutos de la reanudación se terminaron de quemar las naves con la entrada de Joselu por Carles Gil.

Los cambios los puso el Dépor, pero las ocasiones seguían siendo para el Madrid, que convertía en peligro cualquier cabalgada de Kovacic y Asensio sin que ningún deportivista se le cruzase en el camino. El mallorquín le sirvió en bandeja un nuevo tanto a Lucas, pero esta vez su remate se marcho desviado. No perdonó James, que no perdona este tipo de eventos para reivindicarse, anotando el cuarto tras una buena jugada de Morata.

Isco y Casemiro completaron la goleada casi por inercia, cuando el Madrid y Zidane ya consideraban que el castigo a la desidia coruñesa era suficiente. Joselu maquilló el esperpento en un nuevo borrón para un Dépor que el domingo, casi de forma inexplicable, posiblemente tenga la posibilidad de cerrar la salvación de forma matemática y acabar con el sufrimiento de los miles de fieles que, ellos sí, no fallaron ante el Madrid.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Lux (Tyton, min.46); Juanfran, Arribas, Sidnei, Luisinho; Guilherme, Bergantiños; Carles Gil (Joselu, min.57), Çolak, Kakuta (Navarro, min.46); Andone.

Real Madrid: Casilla; Danilo, Varane (Tejero, min.87), Nacho, Marcelo; Kovacic, James, Isco (Casemiro, min.78); Lucas, Asensio (Mariano, min.78) y Morata.

Goles: 0-1: Morata (min.1). 0-2: James (min.14). 1-2: Andone (min.31). 1-3: Lucas (min.44). 1-4: James (min.66). 1-5: Isco (min.77). 2-5: Joselu (min.84). 2-6: Casemiro (min.87)

Árbitro: Sánchez Martínez. Amonestó con tarjeta amarilla a Arribas, Joselu y Çolak en el Dépor y a Isco en el Madrid.

Incidencias: Partido disputado en el estadio de Riazor, correspondiente a la 34ª jornada de LaLiga Santander.

Sobre el Autor

160 comentarios

  1. Barral, Tino:
    Aunque yo también estoy fuera de forma, me ofrezco para jugar en cualquier puesto hasta fin de temporada por la mitad de lo que cueste el peor pagado del equipo.
    Yo por lo menos le voy a poner el doble de intensidad, mala leche, vergüenza profesional y amor al club que cualquier de los actuales.
    Mas de lo mismo, no!

  2. Sobran las palabras: una vez mas, sintiendo vergüenza por mi equipo. Que manera de arrastrarse por el campo…
    El Madrid puede hacerle seis a cualquiera, pero para verles jugar de cerca estabamos los de la grada. Los del campo tenían que hacer algo más.
    Temporada IM-PRE-SEN-TA-BLE.

  3. Eu despois deste partido esgotei toda gota de optimismo, que remate a tempada, salvarnos e mandar metade da plantilla a tomar vento.
    Xa non creo que sexa cousa do adestrador porque vexo unha desidia enorme pero enorme.
    Que suba aos do fabril, polo menos poranlle actitude.