Una resurrección permanente

0

Si el Deportivo acaba logrando la permanencia, y eso es muchísimo suponer tras lo visto en el Tartiere ante el Oviedo (2-2), habrá que contar las veces que el conjunto blanquiazul volvió a la vida tras quedarse sin pulso. La penúltima fue en un duelo directo, decisivo, al que no compareció y en el que pudo rescatar un punto gracias a que a los asturianos todavía les sobra menos. Ni entrenador ni jugadores estuvieron a la altura durante muchos minutos.

  • Postureo. El equipo blanquiazul completó una primera parte terrorífica y el mal empezó en el banquillo. Fernando Vázquez, ahora acomplejado como anteriormente lo estuvieron Anquela o Luis César, sigue empeñado en que los suyos sean protagonistas. No están preparados para ello. Nunca lo han estado, al menos desde agosto. Insistió de nuevo en el 5-3-2 y una presión alta que le acabó explotando en la cara. Porque el Dépor no llegó al área rival y pudo encajar cuatro tantos a poco que el Oviedo hubiera estado acertado.
  • Ni fu, ni Ba. Junto al técnico, en lo más alto de la lista está Abdoulaye Ba. El senegalés cometió otros dos errores graves en la primera media hora. Ortuño se cobró uno de ellos tras una falta innecesaria. En otra infracción tras una pérdida suya, el central le regaló un golpe franco a Bárcenas, que hizo el segundo con la colaboración de Dani Giménez. No hubo noticias herculinas en ataque, salvo por un penalti regalado que Çolak le telegrafió a Lunin y una chilena con la espinilla de Sabin Merino que acabó en la red y dejaba con una inmerecida vida al Dépor.
  • Aketxe es de verdad. Fernando Vázquez pasó a un 4-2-3-1 tras el descanso, dando entrada a Keko y Mollejo. Ya le había cambiado la cara, pero faltaba una pieza. Çolak no hizo una acción positiva en todo el encuentro y dejó su puesto a Aketxe. En tres minutos, el vasco ya había completado más pases buenos que el turco y puesto en el área un córner que Peru Nolaskoain convirtió en el empate.
  • El miedo pesó más que el calendario. El Dépor tenía al Oviedo de retirada, pero no tuvo fuelle para ir a por la victoria. Y no fue por lo apretado del calendario, o al menos no exclusivamente. Porque el miedo a perderlo todo de nuevo pesó más que cualquier paliza física. Las luces se apagaron y estuvo más cerca el tercero local que el coruñés. Peru, que completó una buena segunda parte en el eje de la zaga, salvó la derrota.

FICHA TÉCNICA

Real Oviedo: Lunin; Lucas, Arribas, Carlos, Mossa; Sangalli, Tejera (Obeng, min.94), Luismi, Bárcenas (Ibra, min.63); Borja (Jimmy, min.72), Ortuño (Rodri, min.63).

RC Deportivo: Dani Giménez; David Simón; Peru, Abdoulaye Ba (Keko, min.46), Mujaid, Salva Ruiz (Luis Ruiz, min.72); Gaku (Uche, min.57), Bergantiños, Çolak (Aketxe, min.57); Beauvue (Mollejo, min.46), Sabin Merino.

Goles: 1-0, min.26: Ortuño. 2-0, min.46: Bárcenas. 2-1, min.48: Sabin Merino. 2-2, min.59: Peru Nolaskoain

Árbitro: De la Fuente Ramos, colegio castellano-leonés. Amonestó a Abdoulaye Ba y Keko en el Dépor y a Tejera y Mossa en el Oviedo.

Incidencias: Estadio Carlos Tartiere. Partido correspondiente a la jornada 33 de Segunda División de la temporada 2019-2020.

Sobre el Autor