Oxígeno antes de la tormenta

224

Con justicia y seguramente con un marcador más apretado de lo merecido, el Dépor sumó ante el Leganés tres puntos de oro que le permiten tomar algo de oxígeno. El equipo blanquiazul fue de menos a más y en la segunda parte dominó por completo para ganar en confianza antes del duro calendario que se avecina en lo que queda de diciembre y enero.

El estado de ánimo que viven ambos equipos se reflejó en el terreno de juego desde el primer minuto. El Leganés le dejó el balón a los de Cristóbal para medir su nivel de ansiedad, que ahora mismo desborda cualquier medidor. Sin prisa, con pocas ganas de atacar y perdiendo balón en cada saque de puerta. Esa fue la puesta en escena de los de Garitano, que salieron con la intención de que los coruñeses se equivocasen.

El plan le funcionó 20 minutos en los que el Dépor dominó y mostró intenciones, pero al que ya en diciembre le tiemblan las piernas. Cristóbal colocó a Çolak en la mediapunta para ofrecerle a Borges y Guilherme un faro en la salida de balón. Pero la confianza no sobra y los mediocentros se lo piensan 74 veces antes de dar un pase entre líneas.

Se movió bien el turco de todas formas, poniendo en marcha con él a Carles Gil y Adrián. El valenciano ofrece menos desborde que Cartabia, pero a cambio pone sobre la mesa asociación en tres cuartos. Por su parte, el asturiano lo hace todo. Ahora mismo es principio y fin del ataque deportivista y, además, está de dulce de cara al gol.

El Dépor se adelantó en el marcador aprovechando un regalo de los que tanto concede. Çolak probó a Cuéllar desde fuera del área. Disparo duro, pero muy centrado que el meta no supo atajar. Ante la presencia de Lucas Pérez, el coruñés Raúl García tampoco acertó a despejar y el balón le llegó muerto a Adrián, que marcó en plancha.

El paso por los vestuarios serenó aún más al Dépor, que comenzó a tocar con más tranquilidad. Eso, y que el Leganés tuvo que salir de la cueva, provocó que llegaran varias ocasiones claras para los locales. Çolak mandó una volea muy desviada tras una gran dejada de Adrián y el propio asturiano se encontró con un defensa en dos disparos desde dentro del área.

Del rival apenas había noticias. Que cambió los pelotazos largos a Beauvue de la primera parte por los pelotazos largos a Amrabat. El marroquí, que se maneja como nadie jugando de espaldas y permitió que los pepineros dieran un paso adelante, pero sin llegar a poner en apuros a Rubén hasta la última jugada con un balón colgado al área que dio el último susto a Riazor.

FICHA TÉCNICA:

RC Deportivo: Rubén; Juanfran, Schär, Sidnei, Navarro; Guilherme, Borges; Carles Gil (Valverde, min.87), Çolak (Mosquera, min.90), Adrián (Bakkali, min.83); Lucas Pérez.

UD Leganés: Cuéllar; Tito, Bustinza, Raúl García, Rico; Eraso, Rubén Pérez (Gumabu, min.46); El Zhar (Naranjo, min.69), Gabriel, Szymanowski (Amrabat, min.53); Beauvue.

Goles: 1-0: Adrián, min.24.

Árbitro: Melero Sánchez. Amonestó con tarjeta amarilla a Schär, Borges, Guilherme y Navarro en el Dépor y a Rubén Pérez, Gumbau, Beauvue y Gabriel en el Leganés.

Incidencias: Estadio de Riazor. Partido de la jornada 15 de Primera División.

Sobre el Autor