Partido de detalles en Zorrilla

104

El árbitro anuló un gol legal a Javi Guerra en un encuentro condenado a decidirse por el más mínimo detalle. El Valladolid ofreció más fútbol que un Dépor que se replegó atrás y que tuvo que vivir con un agujero en el costado izquierdo de su defensa.

El Deportivo de José Luis Oltra sumó anoche un importante punto en un campo muy complicado históricamente para los gallegos, el Nuevo José Zorrilla. El Valladolid, instalado en los puestos altos de la tabla, tuvo el dominio del partido pero no consiguió evidenciarlo con goles, la salsa de este deporte.

Cuando lo hizo, allí estuvo el asistente de Melero López para anularlo y evitar que ese detalle cambiase el rumbo. Ese tanto de Javi Guerra, de subir al marcador, seguramente hubiese decidido el partido. También pudo hacerlo el disparo de Sisi al larguero o el cabezazo de Colotto a la madera. O ese carril izquierdo por donde se paseó Nauzet Alemán en la segunda parte. Pero nada cambió. Punto muy valioso para los gallegos, que salen de Pucela con la portería imbatida y la cabeza alta.

UNO POR UNO:

Aranzubia: 8. A destacar una gran parada tras un cabezazo de Nafti, pero además estuvo seguro a la hora de blocar el balón.

Laure: 7. El madrileño es un pulmón en la banda derecha. Como un perro de presa, persiguió a Sisi por todo el campo.

Zé Castro: 6. Partido más plácido de lo previsible para el zaguero portugués, que volvió a salir antes de tiempo por culpa de una lesión.

Ayoze: 2. Despistado, en ocasiones se arruga a la hora de meter el pie. Todos los ataques vallisoletanos llegaron por su banda, sobre todo en la segunda parte cuando hizo internacional a Nauzet Alemán.

Bergantiños: 6. Serio en defensa, se centró más en ayudar a Ayoze que en dar consistencia al centro del campo. Con la entrada de Borja adelantó un par de metros su posición.

Domínguez: 5. Combativo, tanto con el balón como sin él. Sacrificado también en el trabajo defensivo. En ataque se mostró poco.

Bruno Gama: 4. Por la persecución de Laure a Sisi, acabó convertido en un segundo lateral. Bajó tanto a defender que le faltó frescura para llegar al ataque con peligro.

Valerón: 3. Apenas entró en contacto con el balón, y el Dépor lo notó. Cuando la toca, sin embargo, es seda de la mejor calidad.

Guardado: 6. Se cambió constantemente de banda con Bruno Gama. El mayor peligro lo creó a balón parado.

Lassad: 5. No tuvo opciones de llegar a la portería de Jaime porque tampoco le llegaron balones en condiciones, pero se dejó la piel en intentarlo. Derroche físico para el equipo.

Salomao: 5. Perdido, apenas tuvo opciones de encarar a su par. Saltó al campo con el Deportivo muy encerrado en su campo.

Borja: 5. Debut del gallego con la camiseta blanquiazul ante el que fue su club durante cuatro temporadas. Dejó algún detalle de cómo mover el balón al primer toque.

Aythami: 5. Salió los últimos minutos por Zé Castro y estuvo bastante contundente defensivamente.

EL MEJOR:

Colotto: 8. Sobresaliente partido del central argentino. Veterano y experimentado, desquició a Javi Guerra en defensa y estuvo a punto de marcar a la salida de un córner.

LAS CLAVES:

Detalles sin recompensa. En un partido como el de anoche, condenado al empate a cero, cualquier detalle cambia el desenlace. El de ayer, lo decidió el auxiliar del árbitro principal Melero López, que anuló erróneamente un gol legal a Javi Guerra.

Público visitante. La banda sonora anoche en Zorrilla corrió a cargo de los seguidores deportivistas. No es tangible el valor que tiene esta afición ni calculable la parte de responsabilidad que tiene en el empate, pero seguro que ayudó al equipo coruñés con su ímpetu.

LO MEJOR:

Puntuar en campo maldito. Zorrilla históricamente para el Deportivo es un estadio complicado de batir.En las últimas dos visitas, un parcial de 7-0 para el Valladolid con difícil explicación. La intensidad dio ayer un punto.

El organizador y el paso adelante de Domínguez. Oltra parece haber dado con la tecla en el equipo gracias a este centrocampista de 21 años que sabe aguantar el balón y no lo pierde con facilidad en la medular. Ayer, además, se esmeró en tareas defensivas.

LO PEOR:

Dominio blanquivioleta. El Valladolid tuvo la posesión y las ocasiones anoche en Pucela. Pero Aranzubia, el árbitro o los postes evitaron que ese dominio se convirtiera en puntos.

Banda izquierda. El carril defendido por Ayoze sigue siendo la principal vía de ataque de cualquier rival deportivista.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.