Primer objetivo: apuntalar el ataque

112

Una de las labores fundamentales de cara a conformar el proyecto del año que viene será incorporar jugadores de medio campo hacia arriba, donde Bruno Gama es el único futbolista con contrato.

Fernando Vázquez ha puesto la primera piedra del nuevo proyecto al sellar su renovación con el Deportivo. Es ahora cuando le toca al club mover ficha para conformar una plantilla de garantías en Segunda División. Jorge Mendes, el Fabril y los administradores concursales están llamados a ser juez y parte.

El fin de cesiones y contratos ha dejado a la entidad coruñesa huérfana en lo que a jugadores de ataque se refiere. El único futbolista que cuenta con contrato en vigor es Bruno Gama, que ya ha comenzado a sonar como posible refuerzo para varios equipos de Primera División. El Deportivo podría aprovechar la ocasión para hacer caja durante el mercado estival, deshaciéndose de uno de sus mayores activos, dejando así totalmente deshabitada la zona de tres cuartos de la plantilla coruñesa.

La delicada situación económica que atraviesa el club y los administradores concursales no van a poner nada fácil las grandes inversiones, por lo que las cesiones, los canteranos y futbolistas que acaben contrato este verano serán las tres bazas a jugar en la Plaza de Pontevedra.

Jorge Mendes, una temporada más, jugará un papel importante. El representante portugués volverá a ser la mano derecha de Augusto César Lendoiro en el mercado de fichajes. Su labor puede ser clave de cara a conformar un plantel adecuado para regresar a Primera División.

La gran temporada de los jugadores del filial deportivista también aupará a muchos de ellos al primer equipo. Álvaro Lemos o el goleador Luís Fernández son algunos de los atacantes con más posibilidades de dar el salto gracias a su gran rendimiento, lo que ha despertado el interés del técnico de Castrofeito.

La búsqueda de jugadores que finalicen contrato con sus respectivos equipos y por lo tanto vengan a coste cero cierra el abanico de posibilidades, aunque la Ley Concursal pondrá trabas en cuanto a los salarios. Lendoiro deberá hacer honor a su fama de buen negociador para traer jugadores de garantías para poder lograr el objetivo de regresar a la categoría de oro del futbol español.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.