Prueba de fuego para Oltra ante el Valladolid

60

Al entrenador deportivista se le puede acabar el crédito en el caso de cosechar un resultado negativo. Solo dos victorias y 37 goles en contra en 15 jornadas hacen que el equipo coruñés cierre la tabla clasificatoria de la Liga BBVA.

Con la crisis de juego y resultados por la que atraviesa el equipo, muchas de las miradas se han centrado en José Luis Oltra. Algunos medios se hicieron eco de que el club le había dado como margen dos jornadas. Una de ellas ya se consumió tras la debacle en el Calderón, por lo que una nueva derrota ante el Valladolid pondría al técnico en la cuerda floja.

Las críticas al entrenador se agudizaron en un momento clave. Corría la segunda parte del partido ante el Betis, los coruñeses habían conseguido remontar un 0-2 adverso e igualar la contienda con 30 minutos por delante. El equipo achuchaba a los verdiblancos y Oltra decidió dar entrada a Bodipo en lugar de Roderick a falta de un cuarto de hora para el final. Un cambio cuanto menos ofensivo que desestabilizó el esquema herculino, abriendo varios huecos en defensa que los sevillanos aprovecharon a la perfección para jugar al contraataque y llevarse finalmente el partido con un golazo de Joel Campbell. Muchos criticaron la sustitución por asumir un riesgo innecesario tal y como se estaba desarrollando el encuentro.

El esquema de juego de Oltra, que batió récords el año pasado en Segunda División, parece que no funciona del mismo modo esta campaña. El equipo construye ofensivamente y tiene mucha llegada, pero muchas veces peca en defensa, donde los contragolpes del rival y el balón parado siguen siendo las asignaturas pendientes y causa de la mayoría de los 37 goles encajados, que hacen que los herculinos sean el equipo más goleados de esta Liga. Muchas miradas se han puesto también en la pocas ayudas defensivas por parte de los extremos, algo que en la categoría de plata no saltaba a la vista dada la superioridad de los gallegos en la mayoría de los enfrentamientos. Ahora, y contra rivales de mayor categoría, la defensa necesita esas ayudas tácticas para obtener una mayor solidez.

Cierto es que las lesiones han mermado la capacidad de un conjunto del que se esperaba mucho más de lo que está ofreciendo, pero la necesidad de un mayor trabajo táctico, sobre todo en cuestiones defensivas, es innegable. El propio entrenador ha asegurado que “han tocado fondo” y que “solo pueden mejorar”, algo que necesita para que sus jugadores recuperen la confianza en sí mismos y remonten el vuelo.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.