Punto y final

1

Deportivo y Las Palmas le entregaron la permanencia en bandeja al Levante y, visto el encuentro de Riazor, no se puede decir que no sea de forma justa. Al acelerón de los granotas, coruñeses y canarios han respondido con una derrota y un empate esperpéntico en el que ninguno de los dos demostró merecer mejor suerte. Se presentan dos meses especialmente duros para el conjunto deportivista, al que además se le empezó a caer a pedazos su bien más valioso, la afición, que cargó contra jugadores y directiva dejando claro que esto se acabó.

Seedorf apostó de nuevo por la idea que tan buenas sensaciones dejó en el inicio de partido ante el Eibar. Con un rombo en el centro del campo y con la presencia de Çolak para enchufar a los tres de arriba. El turco, una vez más, es la última carta que se juegan todos los entrenadores. A la desesperada, con el equipo ya roto, y con toda la responsabilidad sobre sus hombros.

Parece mentira después de los que lleva recibido a lo largo de todo el año, pero el Dépor sigue necesitando palos para reaccionar. Ante Las Palmas volvió a llegar temprano, a los tres minutos, cuando entre Muntari y Navarro le dieron un gol hecho a Halilovic. Pase comprometido del ghanés, siesta del catalán y diagonal perfecta del croata, que tras irse de Sidnei con facilidad colocó la pelota lejos del alcance de Rubén.

Riazor se volvió contra su equipo, que durante diez minutos estuvo presente en el césped sólo físicamente. Nadie reaccionaba, nadie quería el balón y las pocas llegadas eran para los canarios. Halilovic tuvo el segundo con otro buen disparo lejano, esta vez con la mira desviada.

Fue entonces cuando la ironía se puso del lado blanquiazul. Albentosa, pitado por todo el estadio cada vez que tocaba el balón, como si de un rival se tratase, puso el empate a la salida de un saque de esquina perfectamente puesto por Lucas Pérez. El tanto espoleó a los locales, que aterrizaron de nuevo y estuvieron a punto de marcar de nuevo al minuto, con una buena jugada que Andone no pudo rematar.

El Dépor siguió empujando y consiguió dar la sensación de equipo que puede ganar un partido. A trompicones, porque el estado anímico de sus delanteros no permite otra cosa, fue metiendo al rival en su área y dispuso de otras dos buenas ocasiones. Primero en un córner olímpico que Chichizola le sacó a Lucas, y después en una volea de Muntari que el meta detuvo con problemas.

La segunda parte se convirtió en un correcalles con muy poco sentido y menos precisión. El Dépor se embotelló sólo. Lucas, Andone y Adrián se juntaron demasiado en el medio y cada ataque se perdía entre un mar de piernas. El coruñés la volvió a tener el gol, pero para no variar se encontró con la madera en una falta directa.

Para entonces Las Palmas ya sólo llevaba peligro en alguna cabalgada de Halilovic. Sin contar tampoco con un plan, los canarios se encomendaron al zurdo, al que Sidnei privó de hacer un nuevo gol. Se recorrió el campo sin oposición, Albentosa se resbalón cuando quiso salirle al paso y el brasileño llegó para desviar a saque de esquina cuando la jugada ya se había convertido en un mano a mano con Rubén.

Seedorf decidió romper el encuentro por completo y quitó a Çolak para meter a Bakkali. Un cuatro contra cuatro con la zaga amarilla que sólo tenía un problema: ninguno se ofrecía para llevar el balón arriba. Lo deshizo pronto, dando entrada a Carles Gil por un Lucas Pérez que terminó desesperado después de rematar mal la enésima ocasión. No faltó tampoco esa sensación de quedarse con la miel en los labios al ver a un portero rival salvando a su equipo, cuando Chichizola le sacó a Sidnei el gol del triunfo en un buen remate tras una falta lateral.

FICHA TÉCNICA:

RC Deportivo: Rubén; Juanfran, Albentosa, Sidnei, Navarro; Muntari (Borges, min.75), Guilherme, Adrián, Çolak (Bakkali, min.70); Lucas (Carles Gil, min.84) y Andone.

UD Las Palmas: Chichizola; Macedo (Simón, min.58), David García, Ximo Navarro, Aguirregaray; Vicente (Tana, min.77), Javi Castellano, Aquilani; Halilovic, Calleri (Erik, min.64), Momo.

Goles: 0-1: Halilovic, min.3. 1-1: Albentosa, min.22.

Árbitro: Martínez Munuera. Mostró tarjeta amarilla a Navarro, Muntari y Guilherme en el Dépor y a Momo, Castellano y Simón en Las Palmas.

Incidencias: Estadio Municipal de Riazor. Partido de la jornada 29 de Primera División.

Sobre el Autor