fbpx

Marzo 2021: Resurrecciones, mariachis y victorias amargas

0

A nivel de resultados, marzo de 2021 fue uno de los mejores meses del año para el Deportivo. Lástima que no se pueda decir lo mismo de lo que supuso para el global de la temporada. Porque el cuadro blanquiazul venía de llevarse un duro palo en Ferrol, pero logró levantarse y ganar los últimos tres encuentros de la primera fase para un pleno en este periodo de 31 días.

Empezando por uno de los encuentros más importantes. Ese que ya queda muy lejos y parece casi olvidado, pero que fue decisivo para alejar el fantasma de un doble descenso. Deportivo y Pontevedra, dos de los favoritos al ascenso, se vieron en Riazor luchando por evitar caer en la clasificación y verse abocados, en el mejor de los casos, a pelear por estar en Segunda RFEF este curso. Un gol de Keko y una parada salvadora de Lucho García dieron oxígeno a los blanquiazules y hundieron al cuadro granate, que hoy milita en la cuarta categoría del fútbol español.

La siguiente jornada trajo otro derbi, en este caso fuera de casa. Los de Rubén de la Barrera visitaban al Celta B en Barreiro, con todo el escarnio que eso suponía para la parroquia blanquiazul, mariachis incluidos. Pero el Deportivo pasó por encima del filial celeste en el gran día de Miku, que con un hat-trick dejaba viva la llama de la esperanza para la última jornada.

Un triunfo que no evitó el fracaso del Deportivo en 2021

El último partido de marzo llegó con suspense. O, más bien, llegó más tarde de lo debido. Varios positivos por COVID en el Racing de Ferrol obligaron a retrasar una semana toda la última jornada del grupo, que debía disputarse unificada. Así, el Deportivo llegaba al duelo decisivo ante el Zamora en Riazor con la posibilidad de meterse entre los tres primeros y luchar por el ascenso. Aunque no dependía de sí mismo.

Y eso fue lo que condenó al cuadro coruñés. Porque el Dépor cumplió y venció al Zamora con dos tantos de Keko y Galán. Pero también lo hizo el Celta B, que debía pinchar ante el Coruxo, y logró rascar un empate Unionistas, lo mínimo que necesitaba el cuadro charro para meterse en la siguiente fase.

Esta combinación de resultados cristalizó para el Deportivo un fracaso en 2021 que se venía construyendo desde meses anteriores.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.