Róber acaricia la permanencia

0

Jornada casi redonda la vivida este fin de semana por los tres futbolistas cedidos por el Deportivo esta temporada. Y es que Róber, Saúl y Álex Bergantiños no solo fueron titulares sino que todos ellos pudieron saborear la victoria con sus respectivos equipos, unos triunfos que en los casos del lateral cántabro y el mediocentro coruñés les dan un gran impulso en la lucha por el ascenso, y que dejan el objetivo de la permanencia a tiro de piedra en el caso del central.

Éxtasis en el Ciudad de Valencia. (Levante 2-1 Las Palmas)

Era el partido que marcaría el destino del Levante en este tramo final de temporada, el que podía traer la tranquilidad o bien prolongar la angustia, y al final lo que trajo fue la locura al Ciudad de Valencia. Como era de esperar el choque estuvo marcado por la tensión pero la necesidad hizo que fuese Las Palmas quien buscase más la portería contraria y quien gozase de las ocasiones más claras. Sin embargo una rápida transición de los granotas les puso por delante en el marcador. A los canarios no les quedó otra que irse arriba tras el descanso y no tardaron en obtener la recompensa en forma de igualada, un tanto que les dio alas y les hizo pensar en la remontada. Gozaron de oportunidades muy claras para ello e incluso jugaron los últimos minutos con un hombre más, pero en el fútbol el que perdona lo suele pagar y una contra levantinista en el tiempo añadido acabó con Campaña alojando el esférico en el fondo de las mallas. Delirio en las gradas y éxtasis absoluto entre los futbolistas granotas que celebraron el tanto como se merece ya que, salvo un descalabro absoluto en las siete jornadas restantes, ese gol prácticamente certifica la permanencia de los de Paco López en la Liga Santander.

Partidos como el de esta jornada son los que curten a un futbolista en la élite y también los que ponen de manifiesto la valía o no de un jugador, y Róber aprobó el examen. El coruñés dio la talla hasta el punto de mostrarse como el más fiable de los integrantes de la zaga. Exhibió una gran concentración que le permitió desbaratar algunas llegadas muy peligrosas de los canarios e interceptar varias acciones de último pase ya en el interior del área granota. Recibió una cartulina amarilla por cortar una contra del rival a la altura del medio campo y terminó el encuentro como lateral izquierdo a raíz de la expulsión de Coke a cinco minutos de la conclusión.

El Sporting sufre para mantener el liderato. (Sporting de Gijón 2-1 Reus)

El Sporting de Gijón vive su momento más dulce de los últimos años y no está dispuesto a desaprovechar la ocasión de intentar encarrilar el ascenso directo y cuanto antes mejor. Pero por mucho que el viento sople de cola los asturianos son conscientes de que el camino no será fácil, y si por un casual se les había olvidado el Reus se encargó de recordárselo. Los catalanes pudieron adelantarse en el marcador con un envío al larguero pero la efectividad de los rojiblancos con dos goles en la primera media hora puso todo de cara para los de Rubén Baraja. Todo apuntaba a un paseo del líder ante su afición, hasta que llegó el gol que volvía a meter al Reus en el encuentro. A partir de ese instante los visitantes se vinieron arriba, achucharon de lo lindo a los gijoneses y generaron ocasiones más que suficientes para igualar la contienda, incluido un gol anulado, pero el Sporting demostró que también sabe sufrir y terminó sumando una nueva victoria que lo mantiene al frente de la clasificación de la Liga 1|2|3.

Álex Bergantiños reafirmó una vez más su condición de indiscutible y pieza clave en este Sporting que camina con paso firme hacia el ascenso. Su rendimiento fue a más con el paso de los minutos hasta el punto de terminar el choque multiplicándose en las ayudas defensivas y taponando las intentonas de los catalanes a lo largo de todo el ancho del terreno de juego. Trabajo encomiable el suyo al que acompañó con un buen manejo de balón y acierto en la creación y cuyo único lunar estuvo en la acción del gol visitante, en la que un pequeño despiste del coruñés fue aprovechado por el central del Reus para recortar distancias. Vio una cartulina amarilla en los compases finales del encuentro debido a sus reiteradas protestas al colegiado.

El Numancia pone fin a su mala racha a domicilio (Alcorcón 0-1 Numancia)

Cuatro meses, ese era el tiempo que llevaba el Numancia sin saborear una victoria a domicilio, una debilidad que estaba coartando sus aspiraciones clasificatorias y a la que puso fin en un estadio nada asequible como Santo Domingo. Los de Jagoba Arrasate saltaron conscientes de la trascendencia que supondría lograr el triunfo y tomaron el mando desde el inicio, un dominio que resultó infructuoso durante el primer tiempo. El paso por vestuarios acrecentó ese dominio y las ocasiones empezaron a sucederse. Sin embargo el esfuerzo y la superioridad de los sorianos no terminaba por traducirse en goles y tuvo que ser un golpe de fortuna cuando el choque enfilaba su recta final el que terminase por hacer justicia (0-1) y otorgase así tres valiosísimos puntos a un conjunto rojillo que ve cada vez más real la posibilidad de luchar por el ascenso.

Saúl repitió en el once inicial dispuesto por Jagoba Arrasate y cuajó un buen partido en lineas generales. Supo desenvolverse correctamente en un escenario siempre difícil para los visitantes como es Santo Domingo y tampoco se amilanó pese al juego trabado, y por momentos incluso de cierta dureza, al que recurrió el conjunto alfarero. Cumplió sin excesivos problemas atrás y se dejó ver en campo rival, especialmente en alguna contra de la que fue parte activa y que bien pudo terminar en gol. La noticia negativa para el lateral cántabro llegó en los compases finales cuando unas molestias físicas le obligaron a retirarse del terreno de juego casi con el tiempo reglamentario ya cumplido.

Sobre el Autor