fbpx

Róber, Álex Bergantiños y Saúl hacen pleno

0

Fin de semana prácticamente inmejorable el vivido por los tres futbolistas cedidos por el Deportivo esta temporada. Y es que al hecho de que todos ellos fueron titulares y rindieron a buen nivel se unió la circunstancia de que los resultados también les acompañaron. Así pues, Róber certificó la permanencia con el Levante, mientras que las victorias de Numancia y Sporting dejan a Saúl y Álex Bergantiños un poco más cerca del sueño del ascenso.

El Levante sella su continuidad en la Liga Santander. (Levante 2-1 Sevilla)

“El fútbol es un estado de ánimo”. Al menos así lo definió Jorge Valdano hace años, y la trayectoria del Levante viene a darle la razón al argentino. A principios de marzo los granotas acumulaban 15 jornadas sin conocer la victoria, estaban al borde de los puestos de descenso y las sensaciones que transmitían eran las de un equipo a la deriva. Menos de dos meses después en Orriols se ha decretado el estado de felicidad y con la figura de Paco López como principal responsable. La llegada del técnico cambió por completo la dinámica del conjunto levantinista hasta el punto de llevarlo a sumar 19 puntos de los 24 posibles, los tres últimos al imponerse merecidamente a un Sevilla en plena crisis, victoria con la que certifican matemática la salvación a falta de tres jornadas para la conclusión del campeonato.

Róber regresó a la titularidad tras el descanso concedido por su técnico en San Mamés y lo hizo desempeñando un buen papel junto a Sergio Postigo en el eje de la zaga. Al contrario de lo que era previsible teniendo en cuenta la calidad de los hombres ofensivos del conjunto hispalense, el coruñés no tuvo excesivo trabajo y cuando fue necesaria su participación estuvo acertado y demostró una gran concentración.

Triunfo sufrido para el Sporting. (Sporting de Gijón 2-1 Albacete)

El Sporting de Gijón sigue con paso firme en su camino hacia el ansiado regreso a la Liga Santander, un trayecto lleno de dificultades que el Albacete se encargó de recordarle esta jornada. Los manchegos pronto dejaron claro que no se lo iban a poner fácil y no le perdieron la cara al partido en ningún momento. Igualaron el tanto inicial de los locales con un discutido penalti al filo del descanso y apenas demostraron fisuras. Pese a ello los de Rubén Baraja no cejaron en su empeño y terminaron encontrando recompensa a su esfuerzo con un tanto de Carmona a escasos minutos para la conclusión que desató la euforia en las gradas. Décima victoria consecutiva en El Molinón que mantiene a los asturianos en puestos de ascenso directo a falta de tan solo cinco jornadas para el final.

No fue su partido más brillante como sportinguista pero una vez más Álex Bergantiños dejó su impronta sobre el césped de El Molinón. Le costó entrar en la dinámica del encuentro en un primer tiempo más bien gris en el que ni su trabajo de contención fue tan efectivo como de costumbre ni se le vio cómodo con el balón en los pies. Aún así su contribución volvió a ser vital ya que un robo de balón suyo dio origen al primer tanto de los asturianos. Tras el paso por vestuarios mejoró notablemente sus prestaciones y aportó el equilibrio necesario de la medular e incluso se dejó ver en ataque.

El Numancia da un paso de gigante. (Numancia 3-0 Oviedo)

El Numancia ha llegado al tramo decisivo en su mejor momento de la temporada, y eso en una competición tan igualada como la Liga 1|2|3 suele ser garantía de éxito. El cuadro rojillo ha convertido Los Pajaritos en un feudo casi inexpugnable y el Oviedo fue el último en comprobarlo al recibir una goleada que plasmó a la perfección lo visto sobre el césped. Tras un inicio con muchas alternativas los de Jagoba Arrasate dejaron el choque visto para sentencia con dos goles casi consecutivos a la media hora de juego y un tercero al poco de la reanudación, un resultado que pudo ser aún más abultado de haber aprovechado alguna de las claras ocasiones de las que dispusieron en los últimos minutos. Así las cosas los rojillos alejan a un rival directo y se afianzan en la zona de playoff de ascenso antes de recibir la próxima jornada a otro equipo inmerso en la pelea como es el caso del Valladolid.

Saúl sumó un nuevo encuentro como titular en el costado izquierdo, puesto del que se ha adueñado por completo gracias a su buen hacer jornada tras jornada. Mantuvo bien la compostura durante el correcalles de los primeros minutos y sus únicas dificultades llegaron a la hora de defender algún que otro balón colgado al área. En ataque se hizo notar y supo elegir muy bien sus incorporaciones, algunas de las cuales generaron mucho peligro, especialmente en el tramo final del encuentro en el que el cántabro fue protagonista de varios intentos de contraataque con los que puso de manifiesto el gran momento de forma que atraviesa.

Sobre el Autor