Rochela rescinde y se marcha a Tailandia

214

El representante del canterano blanquiazul, Eugenio Botas, comunicó esta noche al Deportivo que Rochela pasó el reconocimiento médico con el Buriram United y se hace efectiva, por tanto, la rescisión firmada el 30 de agosto.

David Rochela no formará parte de la plantilla 2013/2014 a pesar de haber recibido el dorsal ’14’ hace tan solo dos días, en los últimos minutos del cierre de mercado. Se hablaba de que el canterano no había pasado el reconocimiento médico con el Buriram United de Tailandia y regresaba a A Coruña dispuesto a luchar por un sitio en la plantilla. Esta situación, la vuelta de Rochela al Deportivo, la desconocía el administrador concursal. Y así lo dejó reflejada su cara de sorpresa cuando los medios se lo comentaron pasadas las 00.00 horas del lunes 2 de septiembre, fecha que cerraba el mercado veraniego.

Esta noche, el representante del jugador, Eugenio Botas, envió un comunicado al R.C. Deportivo explicando que el canterano había pasado el reconocimiento médico con el Buriram United tailandés y rescindía su contrato con el conjunto blanquiazul para incorporarse a lo que será su nuevo destino exótico (el año pasado jugó en Israel).

El comunicado rezaba lo siguiente: “Una vez pasadas las pruebas médicas satisfactoriamente y habiendo firmado el contrato con su nuevo Club, la rescisión firmada el pasado 30 de agosto de 2013 entre David Rochela y el Deportivo es totalmente efectiva”.

Se acaba por tanto la etapa de David Rochela en el Deportivo. Rochela fue siempre la niña bonita de Abegondo, el aventajado de su clase, la promesa más férrea de toda la cantera herculina en la última década. “Hay un chaval en el filial que es tremendo”, decían los que le habían visto. Sin embargo, el de As Pontes nunca prosperó en el primer equipo deportivista. Ni con Miguel Ángel Lotina, tampoco con Oltra, ni con Fernando Vázquez.

Con todo, gracias por tu amor al equipo, gracias por tu amor a estos colores, gracias por tu sangre blanquiazul. Y mucha suerte allá donde vayas, David.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.