Rubén responde a la grada: “Podéis llamarme malo, pero no podéis decir que no me dejo los huevos”

0

Rubén Martínez vivió uno de sus peores partidos en Getafe. No solo por el hecho de encajar tres tantos, con la duda de si podría haber hecho más en alguno de ellos. El de Coristanco tuvo que soportar las críticas de los aficionados herculinos que siguieron en el Coliseum Alfonso Pérez al equipo de Seedorf.

Durante la segunda parte, con el Deportivo perdiendo ya por 2-0, varios aficionados fueron los que increparon al guardameta. De hecho, hasta hubo algún cántico de dudoso gusto que seguro llegó a oídos de Rubén. La suma de todo esto hizo que finalmente el portero se acercase a la grada al final del partido.

“Podéis llamarme malo, pero no podéis decir que no me dejo los huevos”. Esa fue la frase que Rubén le espetó a aquellos que le increparon durante el encuentro. Después de esto, el guardameta enfiló el camino a los vestuarios. El resto de jugadores, por su parte, entregaron sus camisetas a la hinchada como gesto de agradecimiento por el apoyo.

Periodistas como Arturo Lezcano destacaron este hecho en Twitter, algo que ha generado bastante debate tras el partido. Y es que la portería está siendo uno de los quebraderos del Deportivo esta temporada.

Sobre el Autor