Sambade: “Soy deportivista y lo seré toda mi vida”

125

El entrenador de porteros explicó que la decisión de marchar “estaba tomada desde hace tiempo”, dejando claro que el descenso no tuvo que nada que ver. Se despidió afirmando que se va “con ganas pero con dolor”

José Sambade compareció esta mañana en rueda de prensa tras confirmarse su marcha al Besiktas turco. El hasta ahora entrenador de porteros del Deportivo de La Coruña se mostró ilusionado por esta nueva etapa profesional, al mismo tiempo que aprovechó la ocasión para despedirse de toda la familia blanquiazul. También mostró su confianza en que los problemas del club se puedan solucionar.

El entrenador de 45 años explicó que su marcha se debe a que necesitaba “tener otra experiencia” en su carrera deportiva, dejando claro que no tiene que ver con que el equipo “haya descendido a Segunda División porque la decisión estaba tomada desde hace tiempo”. También dijo que tras lograr el ascenso la temporada pasada pensó en la posibilidad de marchar buscando nuevos retos. “En otra ocasión hemos descendido y tenía clarísimo que iba a seguir. Cuando recuperamos la categoría pensé que era el momento de salir, pero entre Jose Luís Oltra, Chema y toda la gente me animaron a que siguiera”, aclaró.

A la hora de hablar sobre su fichaje por el conjunto turco comentó que es una “oportunidad importante” para él y su familia, debido a que su estancia allí le va “a enriquecer cultural y deportivamente”. Reveló que firma “por tres años” con opción a quedar más tiempo, añadiendo que “el contrato es con el club” y que no está condicionado a la presencia de uno u otro entrenador porque apuestan “fuerte” por él. Con todo, a pesar de mostrarse ilusionado declaró que se va “con ganas pero con dolor”, porque la decisión fue muy difícil de tomar. “Soy deportivista y lo seré toda mi vida”, aseveró.

Sambade no quiso hablar sobre el futuro de Dani Aranzubia y Germán Lux porque piensa que no sería “ético” que valorase si sería bueno que se quedasen en A Coruña o que por el contrario buscasen una salida a otro equipo. Sobre lo que mostró su confianza fue sobre la cantera, para dejar claro su deseo de que el Dépor se pueda quedar “con la mejor plantilla para estar lo más pronto posible donde se merece”. En lo que no dudó fue a la hora de hablar sobre cuales habían sido sus mejores y peores momentos desde su llegada al Deportivo en 1999. “Lo que me quedo es casi todo positivo. Las amistades y la convivencia del día a día es lo mejor que llevo”, aseguró. También aprovechó la ocasión para mandar un mensaje de agradecimiento a los aficionados porque ellos son “lo mejor que tenemos”.

Para finalizar también fue preguntado sobre la maltrecha economía de la entidad blanquiazul, algo sobre lo que dijo estar “esperanzado” en que pueda mejorar. También afirmó que en este momento hay que ser “pacientes y dejar trabajar a la gente”, al mismo tiempo que mostró su confianza en que Lendoiro “va a tomar las decisiones adecuadas para que el club salga adelante”. Pero sobre todo anheló la existencia de una unión de todos los niveles de deportivismo que será beneficiosa para todos. “Tenemos que animar, estar todos juntos y empujar sin poner ninguna pega. Ayudar a todo el mundo y ser deportivista de corazón, porque ser deportivista de crítica es más fácil”, finalizó.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.