Scaloni: “Son partidos que se juegan con el corazón”

32

Hace ya casi una década que Lionel Sebastián Scaloni (Rosario, Argentina, 1978) abandonó las filas del Deportivo, pero en sus palabras y en su forma de expresarse sigue dejando muestras de su amor por los colores azul y blanco y por una ciudad que le marcó a nivel personal y futbolístico. Desde Riazor.org contactamos con él para recordar los derbis de su etapa como jugador y para analizar las claves del partido de este sábado.

Antes de comenzar con las preguntas sobre tu pasado en el Deportivo y el derbi… ¿qué tal te va? ¿a qué te dedicas actualmente?
Terminé de jugar en junio en el Atalanta y por ahora estoy tranquilo en casa, viendo partidos y esperando para hacer el segundo curso de entrenador. El primer curso ya lo tengo hecho pero me falta el segundo que empieza el año que viene, así que ahora estoy tranquilo con la familia y viendo partidos.

Hablando de tu formación y de tu preparación como entrenador, ¿Cuántas veces intentaste regresar al Deportivo como futbolista o ya como miembro del staff técnico sin éxito?
No hubo nunca interés por parte del Dépor, esa es la única realidad. Por mi parte hubo un montón de acercamientos directos, con gente del club pero no hubo respuesta de su parte. He perdido la cuenta, pero unas tres o cuatro veces seguro.

Mauro Silva, Djalminha, Valerón, Makaay, Tristán, Bebeto y podría seguir dando nombres de jugadores de una gran calidad futbolística que pasaron por A Coruña, pero el nombre de Lionel Scaloni es de los que nunca se olvida la grada. ¿A qué crees que se debe ese cariño?
Yo llegué muy joven, estaba muy metido en el día a día la ciudad, me pasaba prácticamente todo el tiempo en la ciudad, no tenía hijos ni familia cerca, pasaba las tardes con mi hermano y con gente amiga que conocimos ahí y nos hicimos muy de A Coruña. También mi forma de jugar al fútbol a la gente le gustaba, porque en ese equipo no había muchos jugadores de garra, eran jugadores con mucha técnica y un pie extraordinario y yo destacaba más por lo otro.

Llegaste siendo muy joven al Deportivo, ¿fue dura la adaptación? ¿Quiénes fueron tus apoyos en el vestuario cuando aterrizaste?
Siempre dije que estaré muy agradecido a Mauro Silva. Llegar y verlo jugar en la selección de Brasil, había sido campeón del mundo y me recibió con un apoyo espectacular. Siempre estaré muy agradecido, tanto a él como a Donato que fue gente que me echó una mano impresionante.

Tengo entendido que Tristán, Capdevila, Sergio, Duscher y tú formabais una gran piña, ¿qué recuerdos tienes de esa época?
Estábamos solteros, la mayoría éramos jóvenes y nos juntábamos mucho. Aparte de que nos veíamos todos los días, no solo en los entrenamientos ni en las concentraciones, aparte de eso nos juntábamos para comer, para salir a dar una vuelta… La juventud y el estar soltero hizo que pasásemos mucho tiempo juntos. Hicimos una gran amistad que a día de hoy sigue durando.

Este sábado vuelve el derbi a Riazor. ¿Te gustaría poder saltar al césped y disputarlo?
Sí, es un partido diferente. Si se gana puede ser un espaldarazo en la clasificación, son partidos que se juegan con el corazón y con la actitud necesaria para intentar que toda una ciudad esté contenta por lo menos hasta el partido de vuelta. ¿A quién no le gustaría jugar un partido así? Siento una envidia sana y quiero que el Dépor gane, que es lo importante.

Hay muchos futbolistas en el plantel actual que no saben lo que supone jugar el derbi gallego. ¿Qué les dirías para motivarlos? ¿Qué tienen de especial este tipo de partidos?
Ahora mismo además de ser un derbi de una región que es Galicia, es un derbi con equipos que están luchando en una posición alta, con expectativas de llegar lo más arriba posible. Basta dar una vuelta por la ciudad y ver que todo el mundo te pide ganar el clásico. Realmente la rivalidad se siente cuando uno va a jugar a Balaídos. Quizás el que no haya jugado nunca allí no es consciente de lo que se puede llegar a encontrar. Posiblemente después del Madrid-Barcelona en España sea el derbi más sentido. Espero que el Dépor pueda ganar.

¿Quién llevaba la voz cantante antes de saltar al campo en partidos así cuando tú jugabas?
Era un equipo con gente veterana y experta, gente que había jugado partidos más importantes que un derbi, que había jugado Mundiales… Particularmente Djalminha era un jugador que en los derbis se exaltaba o Mauro Silva también. Eran jugadores que cuando hablaban sus palabras te entraban bien por la cabeza. Además de lo que ya habían ganado sentían de manera especial estos partidos.

¿Qué derbi guardas de manera especial en tu memoria?
Todo el mundo seguramente recuerde el 0-5. Yo jugué muchos y estadísticamente he perdido muy pocos derbis, pero recuerdo especialmente uno de vuelta de Copa que habíamos ganado en Balaídos 0-1 y en la vuelta empezamos perdiendo y al final el ‘Turu’ hizo un gol en la prórroga. En esa época él era la bestia negra de ellos. Fue emotivo.

El 1 de octubre de 2001 se disputó un derbi en Riazor, que el Celta comenzó ganando 0-2 con un gol de Berizzo, y el Deportivo consiguió empatar en el minuto 80 gracias a un penalti que te hizo Berizzo y que transformó en gol Pandiani. ¿Qué recuerdas de Berizzo como jugador?
En ese partido fue la famosa lesión de Manuel Pablo y no tengo buenos recuerdos. Sí recuerdo ese penalti del 2-2. Además de haber sido un gran jugador el ‘Toto’ es una gran persona y un tipo que se merece todo, aunque lamentablemente dirige al clásico rival. Le deseo lo mejor porque incluso cuando coincidí con él me dio grandes consejos. Es un chico que vive cerca de donde yo vivo en Argentina y me pone contento el presente que tiene y seguramente sea un entrenador que va a ir a más.

Hablando de entrenadores, ¿cómo ves a Víctor Sánchez del Amo en el banquillo?
Bien, ya tenía buenas referencias de gente que lo había tenido de segundo entrenador cuando estaba con Míchel y se ve que poco a poco iba teniendo alma de ser primer entrenador. La experiencia que ha recogido le está dando sus frutos. Creo que tiene las cosas claras y sin lugar a dudas que el equipo está haciendo las cosas bien. Esperemos que todo siga al alza.

Compartiste muchos años banda derecha con él. ¿Ya apuntaba maneras como entrenador?
Siempre leyó muy bien los partidos. Era un jugador que leía muy bien los partidos, era muy inteligente y se sabía que podía llegar. A veces hay jugadores que nunca piensas que puedan llegar y acaban siendo entrenadores, pero en el caso de Víctor sí que es verdad que leía mucho los partidos, era muy inteligente y lo está demostrando.

¿Qué jugadores destacarías del actual plantel?
Creo que hay uno del que todo mundo habla que es Lucas y que me gusta mucho porque contagia, no da ningún balón por perdido y además es de la zona. Hoy en día es el buque insignia del Dépor. Seguramente sea un jugador de futuro y de presente y ojalá se quede en el Deportivo muchos años.

Por último, te pedimos tu pronóstico para este partido.
Sea cual sea que gane el Dépor. Seguramente sea un partido muy difícil porque el Celta juega igual en todos los campos y su entrenador lo hace jugar de una manera muy agresiva y muy vistosa, y seguramente será difícil. Quiero que gane el Dépor y que toda Coruña lo pueda festejar.

AQUÍ puedes leer todos los artículos del Especial

Sobre el Autor

Muros (1988). Trabajador social de profesión, criado a orillas del Atlántico y con el deportivismo da Costa da Morte corriendo por mi sangre, no dejé pasar la oportunidad que me dio Riazor.org como redactor en el año 2010 y desde entonces trato de aportar mi granito de arena para que este portal siga siendo la referencia de la parroquia blanquiazul.