“Sí, pudieron” ante el orgullo de un Dépor con 10

284

El Levante remontó la eliminatoria en la prórroga (4-1) ante un Dépor que jugó casi 90 minutos con 10 y que falló un penalti en el 91 que le hubiese dado el pase.

El Deportivo queda apeado de la Copa del Rey tras un partido de locos en el que la superioridad numérica del Levante fue lo único que evidenció su teórica condición de equipo puntero de Primera División a lo largo de 210 minutos. Mereció más el conjunto gallego en el cómputo global de una eliminatoria condicionada en el día de hoy por la fragilidad defensiva, por un Paradas Romero excesivamente casero y por la falta de acierto de cara al gol en momentos puntuales del choque.

La vorágine de acontecimientos comenzó ya en el minuto 4 con un Deportivo que parecía que salía a ganar el partido sin especular. Bodipo fue titular ante las molestias físicas de Riki previas al choque y el guineano rozó su gol, por primera y única vez en el partido, tras un centro de Salomao desde la izquierda que se le fue cerca del palo. Un espejismo que no duró ni seis minutos, los que tardó El-Zhar en rematar al larguero tras un centro colgado que se comió la defensa herculina.

Fue la primera imprecisión de una retaguardia más permeable e imprecisa que nunca en los últimos dos meses y que quedó debilitada antes de cumplirse el primer cuarto de hora con la lesión de Manuel Pablo. Entró Ayoze en su lugar y el canario le dejó el brazalete a un Pablo Álvarez que diez minutos después asumiría su rol más que nunca.

Pablo Álvarez, capitán y protagonista de la eliminatoria

Sin tiempo para asimilar el cambio de cromos defensivo se adelantó el Levante en el minuto 14 por medio de El-Zhar, que fusiló a Lux tas un gran desajuste defensivo del Deportivo al borde del área pequeña. Intentaron reaccionar los gallegos y en medio de un quiero y no puedo ofensivo apareció Pablo Álvarez. El gallego se fue de seis rivales en una jugada maradoniana en la que combinó tacones y caños para finalmente ser derribado en el área. Penalti y el propio Pablo transforma desde los 11 metros para hacer el 1-1.

Protagonista también en el partido de ida, el ex del Sporting ya había hecho su aparición estelar. No quiso ser menos Saúl pero el asturiano para terminar convirtiéndose en villano. Dos innecesarias amarillas en cinco minutos -la segunda más que rigurosa- lo llevaron a la caseta y con él las fuerzas de un Deportivo que desde entonces y con diez, se descompuso por completo. No tardó ni dos minutos el Levante en volver a adelantarse por medio de Ballesteros. El veterano central enganchó un preciso tiro raso desde fuera del área y subió el 2-1 al marcador con el que terminaría la primera parte.

Lejos de servir de calma el descanso, la reanudación trajo a un Levante entregado por la causa de la remontada y a un Deportivo diezmado con un hombre menos y con un desajuste de líneas que lo embotelló en su área en lo que restó de partido. Sin ocasiones claras pero rondando siempre la portería de un Lux inspirado, los locales dominaron hasta que en el minuto 63 se rompió el encuentro. Una fuerte entrada de Borja dejó al recién ingresado Juanlu en el dique seco y el momento lo aprovechó Oltra para meter a Lassad por Bodipo.

El franco-tunecino se echó al equipo a sus espaldas por momentos y en sus botas estuvieron las únicas opciones de los herculinos sobre la meta levantina en un partido que explotó. Pudo sentenciar el pichichi del Dépor en tres minutos locos. Primero en el 77 falló un mano a mano con Keylor Navas y un minuto después estrelló en el larguero un centro de Pablo Álvarez. Perdonó el Deportivo y lo pagó. En la jugada siguiente fue Rubén Suárez el que se revolvió dentro del área, se deshizo de dos jugadores deportivistas y subió el 3-1 al marcador con un certero disparo.

El penalti de los octavos y la prórroga definitiva

Con la eliminatoria oliendo a prórroga inevitablemente, un gran Juan Carlos cogió el balón en la medular, se fue de todo aquél que se le cruzó en el camino y terminó una jugada a la desesperada con un nuevo y cuestionable penalti a Pablo Álvarez. Éste tuvo la oportunidad de ser el héroe de la eliminatoria, pero de nuevo el Deportivo se topó con el larguero en el minuto 91.
Prórroga y locura.

Pudo hacer el cuarto el Levante nada más comenzar el tiempo extra pero el disparo de Rubén Suárez desde 30 metros lo despejó Lux en una espectacular parada. Entró el Dépor en el toma y daca y llegó el déjà vu. Primero Lassad pidió expulsión de Navas en un mano a mano fuera del área que terminó con el delantero por los suelos y dos minutos después rozó el gol de nuevo tras un centro de Pablo Álvarez al corazón del área. Perdonó de nuevo el Dépor y lo pagó. Siguiente jugada y gol de Koné.

Ya con un Dépor entregado pero fundido físicamente y con un árbitro más que casero, Lux salvó la sentencia para los locales en varias ocasiones mientras que los visitantes tan solo pudieron hacer algo a balón parado en una eliminatoria que se quedó en el lado de los Primera.

Ficha técnica:

Levante  4: Keylor Navas; Javi Venta (Higón, min.77), Ballesteros, Cabral, P. López; Pallardó (Juanlu, min.56)(Roger, min.62), Iborra, El Zhar, Rubén; Barkero y Koné.

Deportivo de La Coruña  1: Lux; Seoane, Rochela, Aythami, Manuel Pablo (Ayoze, min.12); Saúl, Jesús Vázquez, Borja, Salomao (Juan Carlos, min.82); Pablo Álvarez y Bodipo (Lassad, min.62).

Goles: 1-0 El-Zhar (min.14); 1-1 P.Álvarez (min.22); 2-1 Ballesteros (min.36); 3-1 Rubén Suárez (min.80); 4-1 Koné (min.100).

Árbitro: Paradas Romero (Colegio Andaluz). Amonestó con tarjeta amarilla a El-Zhar, Keylor Navas, Rubén Suárez y Ballesteros por parte del Levante y a Seoane, Lux, Aythami, Bodipo y Juan Carlos por el Deportivo. Expulsó a Saúl y a Borja por doble amonestación.

Indicencias: Partido disputado en el estadio del Ciutat de Valencia con media entrada de asistencia.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.