Solo una victoria entre los cedidos

21

Tres derrotas, dos empates y una victoria, son el balance de una jornada desafortunada para los intereses de los cedidos deportivistas. Solo Róber y su Levante pudieron ganar. Girona y Mallorca rascaron un punto en sus respectivos partidos en casa. Y peor suerte corrieron los Bicho, Insua y Oriol Riera. Mientras el Racing de Ferrol siguen en una dinámica preocupante, el Lega perdió en el Santiago Bernabéu y Osasuna cayó, sin Oriol, en el derbi ante el Alavés.

Dentro de lo esperado. (Real Madrid 3-0 Leganés)

Estático y desatinado, no fue hasta el minuto treinta cuando el Real Madrid comenzó a crear peligro a Serantes. Un enchufado Gareth Bale penetró hasta en dos ocasiones el arco visitante: una en el 37 y otra en el 45. Con 2-0 en el marcador, Szymanowski tuvo un mano a mano con Keylor Navas, pero el costarricense lo desbarató de forma espectacular. Ya en el 75′, Álvaro Morata resolvería para los blancos. Pese a las buenas sensaciones, el Lega acumula ya cuatro derrotas consecutivas.

Una jornada más, Insua fue titular, disputando la totalidad del encuentro. Su actuación fue correcta. Recibió cartón amarillo por un agarrón a Morata.

Derrota rojilla en el derbi. (Osasuna 0-1 Alavés)

Puso en aprietos Toquero a Nauzet Pérez nada más arrancar el encuentro. En una de las múltiples internadas de Theo, el delantero la cruzo en el segundo palo, y rozó la línea de gol. Superiores en juego (e igualados en ocasiones), los vitoriamos fueron pausando el juego hasta el último tramo. Y ahí picó Osasuna, que cometería un penalti claro a catorce para el final. No perdonaría el venezolano Christian Santos, que se estrenaba como goleador en LaLiga. Se le sigue resistiendo El Sadar a los rojillos.

Oriol Riera causó baja debido al esguince de tobillo que sufrió en San Mamés.

Doble remontada bermellona. (Mallorca 2-2 Zaragoza)

Hasta en dos ocasiones los baleares se pusieron por debajo. Juan Muñoz, otrora relacionado con el Dépor, hizo el gol de lo que va de liga, desde 50 metros. Un homenaje a Nayim en el día de su aniversario. Luego, Culio igualaría el marcador. Sin demasiado fútbol en la primera parte, el partido viviría sus mejores momentos en la segunda, con dos goles más; uno para cada equipo.

Como viene siendo habitual, Juan Domínguez jugó todo el partido. Una volea de José Enrique desviada por el naronés, provocó el 1-2.

Locura, con reparto de puntos, en Montilivi (Girona 1-1 Tenerife)

No había transcurrido ni un minuto y los insulares ya se habían puesto por delante. Apenas catorce después, Jonás Ramalho, el más destacado anteayer en los locales, igualó la contienda. Con ocasiones para unos y otros, y con varios largueros por el medio, el partido terminó en tablas.

Saúl volvió a ser titular. Esta vez, frente a su ex equipo. Actuó como carrilero zurdo y tuvo una actuación correcta. No completó el partido entero, cuando restaban veinte minutos, Aday entró en su lugar.

El ritmo del Levante es brutal. (Reus 0-1 Levante)

Partido vistoso, para el espectador, e igualado, entre dos equipos de clara vocación ofensiva. Con idas y venidas, el partido se pudo declinar para cualquiera de los bandos. Hasta que un error infantil de Pichu Atienza decidió el encuentro. Una mala cesión a su portero, fue aprovechada por Roger Martí para poner un 0-1 que ya no se movería. Con este, los granotas acumulan ocho partidos seguidos sin perder y ya le sacan diez puntos al segundo clasificado, el Real Oviedo de Toché y Míchel Herrero.

Cuando todo marcha tan bien en un equipo, es difícil que haya cambios significativos en el sistema, a no ser que sean obligados. Y con Postigo y Chema disponibles, Róber volvió a ser suplente. Saltó al campo en el descuento para perder tiempo. En una liga tan larga como la Segunda división, llegará su momento. Cuando jugó, lo hizo bien.

A perro flaco, todo son pulgas en Ferrol. (Racing 0-1 Tudelano)

Arrancó mal el día desde el calentamiento. Dani Benítez, el futbolista más diferencial de este Racing, notaba un pinchazo en el cuadríceps izquierdo, el mismo donde había roto fibras, y decidía parar, no podía. Clave en la jornada anterior, sus eran la penúltima golta que colmaba el vaso ferrolano. La última, llegaría en el 90. En un partido sin ocasiones para ninguno de los dos equipos, el resultado más lógico hubiera sido el 0-0. Pero no. Ni siquiera eso le sale a los de Miguel Ángel Tena. En el 90, a balón parado, el visitante Meseguer ponía el llanto el cielo. 0-1, y una nueva derrota verde en A Malata. Van pasando las semanas y la situación se complica cada vez más. La reacción no llega y los departamentales ya vuelven a ocupar la plaza que da derecho al play-out. Para colmo, las próximas dos jornadas se miden a dos de los cocos de la categoría, como son Ponferradina y Cultural.

Tras lesionarse el sábado anterior frente al Valladolid B, las radiografías confirmaron que Bicho no tenía el segundo dedo del pie derecho roto. Baja entre semana ante el Osasuna B, disputó los últimos veinte minutos del partido de ayer. Y lo hizo pegado al costado izquierdo.

Sobre el Autor

En Xogo (TVG) y Galicia en Goles (Radio Galega). Aquí, juntando letras sin que suenen mal. O intentándolo.