The Guardian incluye a Francis Uzoho en el once sub-23 del Mundial de Rusia

0

El Mundial de Rusia va camino de concluir. Mañana, con la disputa de la final entre Croacia y Francia, dará sus últimos coletazos. Y lo hará ya sin exdeportivistas. Todos han ido quedado eliminados en la fase de grupos o en las primeras eliminatorias. Sin embargo, el nombre de uno de ellos ha vuelto a ser protagonista. Hablamos de Francis Uzoho. El meta nigeriano, titular en 3 partidos con la selección de su país, ha sido incluido por el prestigioso The Guardian en el once ideal sub-23.

Si uno analiza con detenimiento los últimos meses de la carrera de Francis, su progresión da vértigo. El joven deportivista pasó de jugar con el Juvenil A, a hacerlo primero con el Fabril y luego con el primer equipo. La convocatoria con Nigeria para el Mundial de Rusia fue el broche definitivo. Y su protagonismo, el culmen. Las águilas verdes, que cayeron eliminadas en la fase de grupos, tan solo disputaron tres partidos en la cita mundialista, pero en todos ellos Francis completó los noventa minutos.

Una experiencia brutal para un chico que en octubre cumplirá aún veinte años. Y que hoy ha recibido otra recompensa. Esta vez, más anecdótica. El rotativo inglés The Guardian ha elaborado el 11 del Mundial sub-23, los ‘golden boys’, y ha incluido al exportero de la Aspire Academy. A su lado aparecen futbolistas de talla mundial como Kylian Mbappé, los atléticos José María Giménez y Lucas Hernández, el blaugrana Yerry Mina o el último fichaje del Arsenal Lucas Torreira.

Cabe destacar que, en Rusia solo había dos porteros seleccionables para esta alineación, dos porteros sub-23. Uno era Uzoho y el otro era el tunecino Mouez Hassen, lesionado en su debut. A sus 19 años y con ya más de 270 minutos en un Mundial, el mérito del deportivista es indudable. Ahora, como recoge el periódico anglosajón, “su próximo paso será ganar experiencia en el primer equipo del Deportivo de la Coruña”. Veremos qué le depara el futuro. Pase lo que pase de aquí en adelante, será difícil que Francis olvide el verano de 2018.

Sobre el Autor