Toda una vida al frente del Dépor

152

Alfonso Núñez nos trae un nuevo artículo de su sección ‘Desde la tele’ en el que realiza un breve repaso de los 23 años de Lendoiro al frente del Deportivo.

En el año 1988 la gente no portaba un teléfono móvil en su bolsillo, Marco Van Basten se convertía en balón de oro, el PSV Eindhoven se proclamaba vencedor de la Liga de Campeones tras superar al Benfica en la final y el Bayer Leverkusen se alzaba con la Copa de la UEFA.

Pero 1988 es el año en el que Augusto César Lendoiro se convierte en presidente del Deportivo. Pocos conocerán el nombre de su antecesor, Andrés García Yánez, que tan sólo permaneció dos años en el cargo.

Traigo este tema a mi columna semanal porque la semana pasada durante la cena de los componentes de esta web alguien lanzó una pregunta al aire: ¿Tu eres ‘Lendoirista’?

Cualquier respuesta monosilábica deja en el aire actuaciones positivas y negativas del máximo mandatario deportivista. Lendoiro es el mejor presidente en la historia del Depor, pero algunas decisiones en los últimos años denotan un cierto desgaste.

Parto de la base de que 23 años en el mismo cargo empujan hacia el acomodo y la falta de retos personales. El Dépor vivió su mejor etapa deportiva la década pasada con títulos a nivel nacional y con unas participaciones en la Liga de Campeones históricas.

La crisis económica y el hecho de vivir por encima de nuestras posibilidades terminaron con el equipo en Segunda División, aunque el de Corcubión asegura una y otra vez que el equipo regresará a la élite.

El problema que se atisba en el deportivismo es que no existe una oposición seria y con alternativas que obliguen a Lendoiro a replantearse ciertas situaciones. Cuenta con el aval que supuso ese éxito deportivo pasado, aunque medidas como la de colocarse un sueldo del presupuesto o la forma de encarar las últimas renovaciones han levantado las primeras críticas serias por parte de un sector de la afición.

En el lado positivo se debe hacer referencia al hecho de que el Depor no ha entrado en concurso de acreedores, una ley a la que sí se han acogido una gran cantidad de equipos dentro del panorama nacional.

Lendoiro afronta su vigésimo cuarto año al frente del Depor, un año en el que todo el mundo sueña con el regreso a la máxima categoría. ¿Conseguirá rememorar tiempos pasados?

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.