Últimos intentos por salvar el derbi

37

Tras hacerse público en la madruga del viernes al sábado el comunicado en el que la empresa encargada de la organización del cuadrangular anunciaba la cancelación definitiva del evento, en el cual estaba prevista la participación del Peñarol, Nacional, Deportivo y Celta, en el día de ayer se retomaron las negociaciones con el fin de reconducir la situación y posibilitar que finalmente se pueda llevar a cabo la celebración del torneo, por lo que aún es posible que se pueda disfrutar de un derbi gallego de pretemporada.

Desde los dos conjuntos de la capital uruguaya hace días que se insistía en la imperiosa necesidad de contar en el estadio no sólo con efectivos de la seguridad privada, sino también con miembros de la policía durante los días 21, 22 y 23, fechas previstas para la celebración del torneo. La negativa por parte del Ministerio del Interior de Uruguay de acceder a esta petición desembocó en el anuncio de la cancelación del torneo ya que no se considera garantizada la seguridad de los espectadores.

Sin embargo, ante la noticia de la suspensión de un evento que había despertado un notable interés entre la apasionada hinchada de los dos máximos exponentes del fútbol charrúa y también entre la numerosa colonia gallega residente en Montevideo, durante este sábado se han retomado los contactos destinados a intentar salvar la disputa del torneo, recurriendo incluso a la figura del embajador español en Uruguay como mediador ante el Ministerio del Interior.

Desde La Liga y la Federación Galega de Fútbol se están apurando al máximo todas las opciones existentes de cara a lograr revertir la cancelación y a última hora de ayer eran optimistas al respecto, tal y como reconoció Rafael Louzán, presidente del máximo organismo del fútbol gallego, en los micrófonos de la Radio Galega. “Se está intentando resolver esta situación. Está en vías de solución y todo hace pensar que se celebrará”.

Sea cual sea el desenlace de las conversaciones de última hora que se están llevando a cabo, éste ha de conocerse de forma definitiva durante el día de hoy, ya que los dos conjuntos gallegos tienen previsto sus vuelos hacia tierras sudamericanas para mañana lunes. Si finalmente se confirmase la suspensión del evento ambos equipos se verán obligados a reprogramar sus respectivas pretemporadas sin apenas margen de maniobra, algo que sin lugar a dudas incluiría la búsqueda de nuevos rivales con los que concertar la disputa de algún partido amistoso.

Sobre el Autor