Una atípica puesta en marcha para la Liga Adelante

152

De los recién descendidos, solamente el Deportivo obtuvo la victoria en Las Palmas. El Mallorca protagonizó la sorpresa de la jornada al caer 4-0 ante el Sabadell, nuevo líder.

Más bronceados de lo normal y teóricamente recuperados de las comilonas estivales, los futbolistas de la Liga Adelante dieron el pistoletazo de salida a la temporada 2013-14. Por si a alguno se le había olvidado la igualdad de la categoría de plata, basta con observar los resultados de los tres equipos recién descendidos. El Deportivo de La Coruña salió airoso de su visita al feudo de la UD Las Palmas con un solitario cabezazo de Pablo Insua. Menos fortuna corrió el Zaragoza, que no pasó del 1-1 ante el Hércules, con tantos de Roger y Sardinero respectivamente. Sin embargo, ese resultado lo hubiesen firmado ahora los aficionados del Mallorca, puesto que un eficaz Sabadell sacó los colores a la plantilla del extécnico blanquiazul José Luis Oltra, gracias a los goles de Carlos Hernández, Aníbal y Cristian por partida doble, para colocarse como primer líder del año.

Hasta cuatro encuentros terminaron con triunfo por la mínima local en el electrónico. El serbio Stefan Scepovic dio los tres puntos al Sporting de Gijón frente al Castilla, mientras que Juli, de penalti en el minuto 95, hizo lo propio para el Alcorcón contra el Tenerife. Además, Felipe Sanchón y el argentino-israelí Eial Strahman certificaron la victoria para los suyos en el GironaAlavés y en el CórdobaPonferradina respectivamente.

El primer duelo entre recién ascendidos cayó del lado del Eibar, que se impuso por 1-2 al Real Jaén; Jota y Raúl Navas adelantaron a los visitantes para inutilizar la posterior diana de Jozabed. Por otro lado, el Mirandés también se estrenó con buen pie al derrotar por 2-1 al Barcelona B; los pupilos de Eusebio reaccionaron tarde por medio de Nieto, pero ya fue tarde para remontar un marcador que previamente Iriome y Díaz de Cerio habían puesto muy cuesta arriba para los intereses blaugranas.

El que no defraudó fue el choque que enfrentó a Murcia y Recreativo de Huelva. El partido que cerraba el primer fin de semana oficial se saldó con un trabajado 2-3 con sabor onubense; Kike García y Acciari llegaron a igualar los dos goles iniciales de Linares, pero Jorge sentenció en el 88 para los andaluces. Por último, ni Lugo ni Numancia fueron capaces de abrir la lata y protagonizaron el único 0-0 del fin de semana.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.