fbpx

Una generación ganadora

0

Siete victorias en siete partidos jugados, veintiún goles a favor y solo dos en contra. Esos son los impecables números hasta el momento del Juvenil B del Deportivo, que marcha líder del Grupo 1A de Liga Nacional y este pasado fin de semana venció como visitante al Compostela, el único que le aguantaba el ritmo. Dirigida por Álex Antón y Aldo Pedro Duscher, la generación del 2004 busca su segundo campeonato liguero  consecutivo -en la segunda fase se verá las caras con el Celta-, pues es la base del equipo que ya logró ganar la División de Honor Cadete bajo las órdenes de Nacho Lourido y sin perder ningún partido. Es decir, se mantienen invictos en partido oficial desde abril de 2019, cuando vestían la camiseta del Cadete San Tirso.

Seydi lidera la defensa

Mediocentro reconvertido a central desde la temporada pasada, Seydiba Mendes (2004) es el gran líder del equipo y uno de los principales responsables de que sus compañeros se mantengan siempre activos y concentrados. A su fortaleza defensiva y claridad para distribuir desde atrás, Seydi suma gran capacidad de mando y no para de dar indicaciones a sus compañeros, corrigiendo y animando constantemente para que nadie se desconecte. Toma buenas decisiones con y sin balón y hace que los que están a su alrededor también las tomen. El lateral derecho Quique Teijo (2004), el central Mario Vázquez (2003) o el lateral zurdo Álex González (2004) son sus habituales compañeros en defensa, en la que también asoman con frecuencia los laterales cadetes Carlos Rodríguez (2005) y Manu Berrocal (2005). Bajo palos, Hugo Ríos (2003) y Hugo Lemos (2004) se reparten los minutos con muy poco trabajo.

Seydi, en un partido de esta temporada contra el Lalín. Foto: Fernando Fernández.

Diego Gómez brilla en la mediapunta

Si atrás es Seydi el que destaca por encima del resto, en el centro del campo hace lo propio el Diego Gómez (2004). El mediapunta ourensano, zurdo y de buen nivel técnico, imprime mucho ritmo a todas sus acciones apareciendo por todo el frente del ataque y es uno de los principales responsables de que el equipo recupere la pelota muy arriba con su presión tras pérdida. Por detrás de él, el zurdo Rubén López (2004) y el diestro Álvaro Embid (2004) suelen conformar el doble pivote, destacando ambos por su capacidad asociativa y buen desplazamiento largo; mientras que los extremos son las posiciones con más alternancia. El potente Nacho Díaz (2004) es el habitual en la derecha, donde también ha jugado varios partidos Cristian Canales (2004), y en la izquierda se han repartido minutos varios futbolistas: el lateral Álex González adelantando su posición, el habilidoso Iker Méndez (2004), vigués y único fichaje de esta temporada, o los delanteros Pablo Trigo (2004) y Hugo Baldomar (2004).

Martín Ochoa pone los goles

Fichado en verano de 2019 procedente del UD Logroñés, Martín Ochoa (2004) se ha convertido en el goleador principal del equipo. Rematador puro, dominando tanto el juego aéreo como el golpeo con ambas piernas, anotó 31 goles en 26 partidos la temporada pasada y este curso ha empezado en la misma dinámica: máximo goleador del grupo con siete tantos en tan solo cinco encuentros.

Presencia en el Juvenil A

Aunque se mantiene intratable, el Juvenil B ha perdido cierto potencial ofensivo con respecto al Cadete A de la temporada pasada, pues dos de sus futbolistas más desequilibrantes han dado ya el paso al Juvenil A. Los extremos Cristian Canales (2004) y David Mella (2005) forman parte de la dinámica de Óscar Gilsanz, que también ha hecho debutar a Seydi, Álex González, Diego Gómez y Martín Ochoa.

Manu Berrocal, David Mella y Guille Bueno

Mella (centro), lesionado en las últimas semanas, ya ha entrenado con el Fabril. Foto: Fernando Fernández.

Sobre el Autor

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Bloqueador de publicidad detectado

Hemos detectado que estás usando extensiones para bloquear los anuncios. Esta página web se financia gracias a los anuncios de publicidad, con lo que te rogamos que los desactives para que podamos seguir trabajando de forma diaria.

Recargar