Uno por uno: las notas del Real Oviedo vs Deportivo

0

El Deportivo no pudo pasar del empate ante el Real Oviedo en un partido en el que le costó entrar. El conjunto coruñés mejoró en la segunda parte, pero no lograr llegar con claridad en los últimos metros. La mejor noticia fue el regreso de Carlos Fernández, que no dio síntomas de estar oxidado, y cuya conexión con Quique González es la mayor esperanza para el deportivismo.

Dani Giménez: 5.4. El gol de Bárcenas llegó en un remate a quemarropa en el que poco pudo hacer, aunque sí dio la sensación de dudar en una salida que podría haber evitado el tanto. Por lo demás estuvo seguro en el juego aéreo, en la salida de balón y realizó una buena parada al final en una falta de Berjón.

David Simón: 3.0. Le tocó bailar con la más fea y no fue su mejor noche. A veces por fallos propios, otras veces por las pocas ayudas que recibió de sus compañeros. No fue capaz de controlar a Berjón ni Bárcenas y con balón le faltó precisión, como en las últimas semanas.

Domingos: 4.8. Sigue siendo un buen central, pero está lejos del defensor dominante de inicio de temporada. El luso está dudando demasiado y eso le hace llegar casi siempre tarde al corte. También se le nota nervioso con el balón, atreviéndose poco y ejecutando mal cuando lo hace.

Somma: 5. El italiano está demostrando ser un auténtico seguro para cuando fallan los titulares. Sin ritmo de juego ni partidos, entra y cumple siempre. Contundente al corte, bien en el área y dando seguridad a la hora de sacar el balón. No se complica.

Caballo: 5.4. Se fue entonando con el paso de los minutos después de un inicio complicado. Le falta frescura con la pelota y no llega al área rival con la claridad que lo hacía antes.

Bergantiños: 4.6. No fue un buen día para el coruñés, al que le costó llegar a las ayudas y sufrió mucho para sacar el balón. Intentó varios pases que terminaron en posesión del Oviedo y fue sustituido en la segunda parte para buscar más fluidez en ataque.

Didier Moreno: 4.4. El colombiano sigue teniendo el mismo problema de las últimas semanas. Está correcto en tareas defensivas, ayuda a casi todos por su gran despliegue, pero luego le cuesta mucho entregar la pelota a un compañero. Mejoró cuando retrasó su posición hasta el mediocentro.

Vicente Gómez: 2.8. Visto lo visto, es posible que el canario sí se haya ido finalmente a China, dejando a un gemelo para acabar la temporada como blanquiazul. Irreconocible por lento e impreciso, siempre empeoró la jugada.

Pedro: 3.8. Le faltó calidad para desenvolverse entre líneas, con varios malos controles que frustraron jugadas prometedoras. Tampoco anda tan fino como se le requiere a balón parado.

Carlos: 7.2. Pareció que nunca se había ido. El sevillano entró poco en juego en la primera parte, sobre todo porque apenas le llegaron balones, pero tras el descanso recordó al delantero mágico de hace unos meses. El primer balón que tuvo con claridad en tres cuartos lo convirtió en una maravillosa asistencia para Quique.

SUPLENTES

Vítor Silva: 5. Se le intuyen cosas. Todavía está falto de ritmo, pero ahora mismo, y a la espera de que vuelva Expósito, parece el único centrocampista blanquiazul con cierta claridad para circular la pelota en campo contrario.

Cartabia: 3. Más ganas que acierto. Al argentino no se le puede negar que lo sigue intentando, pero le falta tranquilidad en los últimos metros. Al menos se le vio rápido ganando la espalda a la defensa visitante en varias ocasiones.

Borja Valle: s.c. Entró en el último cuarto de hora por Carlos para refrescar el ataque y fue intrascendente. Está desconectado del equipo y ha perdido la chispa que tenía.

EL ENTRENADOR

Natxo González: 4.5. El técnico recuperó el rombo para tratar de solucionar los problemas de juego, pero la mezcla Bergantiños-Didier Moreno no le dio los resultados deseados. En la segunda parte optó por cambios ofensivos con la entrada de Cartabia y Vítor Silva, pero el equipo no respondió y acabó defendiendo en área propia.

EL MEJOR


Quique González: 8.2. Fue una pesadilla para la defensa del Oviedo. En el primer tiempo actuó de salvavidas para un Dépor perdido. Se sacó las pocas ocasiones blanquiazules de la chistera y no perdonó gracias a un toque sutil cuando Carlos le sirvió el tanto en bandeja.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.