Vázquez: “Hai que conseguir 9 puntos de 21”

43

O técnico galego asegurou esta mañá que o seu equipo “sufrirá moito para vencer ao Athletic”, e manifestou que todo apunta a que Riki estará en condicións de xogar.

O Deportivo ten a oportunidade de asentarse fóra do descenso e de poñer terra de por medio cos seus perseguidores, pero todo pasa por vencer ao Athletic Club o próximo domingo (17:00 h, Riazor). O entrenador blanquiazul, Fernando Vázquez, é consciente da importancia do enfrontamento cos vascos, e definiuno como “a primera final para os xogadores, para a ciudade e para o club”, polo que esta mañá deixou claro que todavía queda moito por facer e que non hai que caer no exceso de confianza.

“É un virus perigosísimo. Todo o mundo no equipo di que non vai pasar, pero o cerebro é cabroncete e pode facerte cambiar o pensamento e actuar de forma diferente. Falamos sobre iso, e os rapacess están máis distendidos, o que lles axuda a adestrar mellor e moi intensos. O xoves estiveron impresionantes, nun adestramento maravilloso e moi bonito”, explicou no Mundo do Fútbol de Abegondo.

O preparador galego comentou que os herculinos terán que “conseguir nove puntos de 21, máis ou menos”, pero “pase o que pase o próximo partido hai que seguir tensos” porque “tamén haberá momentos de sufrimento e temos que estar todos xuntos”.

Sobre o estilo de xogo do conxunto dirixido por Marcelo Bielsa, o de Castrofeito aseverou que “presiona en todo o campo”, algo a que o plantel coruñés “non está acostumado”, e avisou da dificultade que haberá para “relacionarse coa pelota”. “Eles fan un partido de dobles parellaas en todo ocampo, ti contra min, a ver quén é mellor. Se lles xogas así, probablemente che gañen. Ademais, son xogadores novos, técnicamente dotados, condutores, rápidos… Róubancha e a ver quén lles colle. Imos sufrir moitísimo para derrotalos e vai ser moi incómodo para nós”, expuxo.

Á pregunta de si se ve como unha especie de mesías para a afición, o adestrador de 56 anos rexeitou o calificativo porque el e o seu corpo técnico utlizaron “métodos terrenais” para sacar adiante ao Deportivo. “Vin aquí prometendo que o equipo ía mellorar porque o diagnóstico era fácil. Considerábame capacitado para curar ao enfermo, traballando. Os mesías baséanse na fe, pero eu traballo. O equipo adestra ben, somos metódicos, coherentes no traballo, somos esixentes e estamos concentrados”, dixo.

O míster blanquiazul tamén quixo falar sobre a euforia coa que celebrou a victoria ante o Levante, e declarou que está “moi agradecido á hinchada” porque sempre lle “emociona cando están preto”, o que provoca que “ás veces actúe de forma extravagante”.

Insua, Aguilar e Riki, con diferentes opcións de xogar

Vázquez recoñeceu que Pablo Insua é unha das opcións que baralla para sustituir ao mancado Carlos Marchena porque ten a súa “confianza” e “será o futuro central do club”. Pola súa parte, indicou que Riki “está ilusionado” e “se o miras aos ollos diche que sí, que xoga”, mentres que con Abel Aguilar non quere “correr riscos innecesarios”, aínda que “se mañá non sente nada podería xogar”.

Vázquez: “Hay que conseguir nueve de 21 puntos”

El técnico gallego aseguró esta mañana que su equipo “sufrirá mucho para vencer al Athletic”, y manifestó que todo apunta a que Riki estará en condiciones de jugar.

El Deportivo tiene la oportunidad de asentarse fuera del descenso y de poner tierra de por medio con sus perseguidores, pero todo pasa por vencer al Athletic Club el próximo domingo (17:00 h, Riazor). El entrenador blanquiazul, Fernando Vázquez, es consciente de la importancia del enfrentamiento con los vascos, y lo definió como “la primera final para los jugadores, para la ciudad y para el club”, por lo que esta mañana dejó claro que todavía queda mucho por hacer y que no hay que caer en el exceso de confianza.

“Es un virus peligrosísimo. Todo el mundo en el equipo dice que no va a pasar, pero el cerebro es cabroncete y puede hacerte cambiar el pensamiento y actuar de forma diferente. Hablamos sobre eso, y los chavales están más distendidos, lo que les ayuda a entrenar mejor y muy intensos. El jueves estuvieron impresionantes, en un entrenamiento maravilloso y muy bonito”, explicó en El Mundo del Fútbol de Abegondo.

El preparador gallego comentó que los herculinos tendrán que “conseguir nueve puntos de 21, más o menos”, pero “pase lo que pase el próximo partido hay que seguir tensos” porque “también habrá momentos de sufrimiento y tenemos que estar todos juntos”.

Sobre el estilo de juego del conjunto dirigido por Marcelo Bielsa, el de Castrofeito aseveró que “presiona en todo el campo”, algo a lo que la plantilla coruñesa “no está acostumbrada”, y avisó de la dificultad que habrá para “relacionarse con la pelota”. “Ellos hacen un partido de dobles parejas en todo el campo, tú contra mí, a ver quién es mejor. Si les juegas así, probablemente te ganen. Además, son jugadores jóvenes, técnicamente dotados, conductores, rápidos… Te la roban y a ver quién les coge. Vamos a sufrir muchísimo para derrotarles y va a ser muy incómodo para nosotros”, expuso.

A la pregunta de si se ve como una especie de mesías para la afición, el entrenador de 56 años rechazó el calificativo porque él y su cuerpo técnico han utilizado “métodos terrenales” para sacar adelante al Deportivo. “Vine aquí prometiendo que el equipo iba a mejorar porque el diagnóstico era fácil. Me consideraba capacitado para curar al enfermo, trabajando. Los mesías se basan en la fe, pero yo trabajo. El equipo entrena bien, somos metódicos, coherentes en el trabajo, somos exigentes y estamos concentrados”, dijo.

El míster blanquiazul también quiso hablar sobre la euforia con la que celebró la victoria ante el Levante, y declaró que está “muy agradecido a la hinchada” porque siempre le “emociona cuando están cerca”, lo que provoca que “a veces actúe de forma extravagante”.

Insua, Aguilar y Riki, con diferentes opciones de jugar

Vázquez reconoció que Pablo Insua es una de las opciones que baraja para sustituir al lesionado Carlos Marchena porque tiene su “confianza” y “será el futuro central del club”. Por su parte, indicó que Riki “está ilusionado” y “si le miras a los ojos te dice que sí, que juega”, mientras que con Abel Aguilar no quiere “correr riesgos innecesarios”, aunque “si mañana no siente nada podría jugar”.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.