8 apuntes del Atlético-Deportivo

39

1. Empresa difícil la de vencer al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón a estas alturas de campeonato, con el equipo del Cholo perfectamente ensamblado y con los jugadores en excelente tono físico. Eso pensó buena parte de la afición del Deportivo y eso mismo pensó Víctor Sánchez del Amo, que guardó a muchos futbolistas importantes para el vital encuentro de este sábado contra el Levante. Los tocados se quedaron en casa (Lucas, Juanfran y Luisinho) y los apercibidos con peso clave no disputaron ni uno de los 90 minutos de partido (Navarro). Descanso parcial también para Luis Alberto, que saltó en la segunda parte.

2. Para dar descanso a algunos de los jugadores clave de la plantilla, Víctor tuvo que introducir muchos cambios para visitar al Atlético. Hombres que pasaron de la grada al once, caso de Jonathan Rodríguez. Hombres sin apenas minutos en toda la Liga y que salen de inicio contra el segundo clasificado, caso de Manuel Pablo o de Lopo. La media de edad del conjunto blanquiazul en el Calderón fue de 29,5 años, una media que bajaban notablemente los 22 años de Jona y los 23 de Cartabia. Defensa y portería del Dépor en Madrid promediaban los 33 años.

3. A pesar de tener un once plagado de futbolistas poco habituales la imagen del equipo, sobre todo en la primera parte, superó las expectativas iniciales. Digno Dépor -con pocos recursos pero muy compacto- en la primera mitad y sin gasolina en el segundo acto. El Atlético hizo su labor de la manera que ellos mejor saben: consumiéndote poco a poco. Si el Barça te baila y te fulmina con una sonrisa, si el Madrid es capaz de destrozarte cuando tiene el día, el Atlético lo que hace es ir minándote, en cada esquina del terreno de juego, para que acabes claudicando.

4. Así que aunque el equipo dio la cara con una defensa de circunstancias y un delantero que no era titular desde el pasado 12 de diciembre, hay que hacer autocrítica. Merece la pena hacerlo porque la cuesta cada vez se hace más empinada y el pelotón se acerca a velocidad de crucero. Es necesario no apelar al infortunio (que lo ha habido y mucho en este 2016) y sí hacerlo a la voluntad de trabajar más para cosechar los resultados propuestos. La racha es francamente mala.

5. El Atlético pudo marcar más goles de no ser por algunas paradas de Germán Lux o por falta de fortuna, como el disparo al larguero de Carrasco mediada la segunda parte. Pero los tres goles, si nos detenemos a analizarlos, llegan en fallos puntuales de defensas blanquiazules. Y así lo dijo el técnico cuando habló en rueda de prensa de “desacierto” de la zaga. Hubo más errores individuales que colectivos en el partido del sábado en el Calderón.

Como la falta de entendimiento entre Arribas y Manuel Pablo en el centro de Filipe que aprovecha con mucha decisión Saúl Ñíguez para hacer el primer gol. El centrocampista, que aparece como pocos, dejó atrás a Fede en el centro del campo y entra sin marca a una zona en la que se despista el capitán blanquiazul.

image-308793

O el fallo concreto del recién ingresado Róber, que a los pocos minutos de pisar el césped tira tarde la línea cuando Koke asiste a Griezmann en el segundo tanto rojiblanco. Aunque sus compañeros se quejan al linier, el joven zaguero -que tuvo muchísimo mérito, ojo, debutante en una posición que no es la suya- no lo hace porque sabe de buena tinta que el francés está en posición legal.

image-308791

O el error de concentración del equipo blanquiazul cuando Gabi ejecuta la falta en campo propio y cómo Lopo da el paso tarde que deja a Correa habilitado para hacer el tercero.

image-308792

6. Quiero destacar el partido de dos futbolistas blanquiazules que sabresalieron a mi juicio sobre los demás compañeros en el choque del Calderón. Uno de ellos, para mí el mejor del Dépor, fue Celso Borges. Después de no empezar con buen pie en los dos primeros choques -grises actuaciones ante Granada y Athletic Club (en su defensa decir que ante el conjunto vasco jugó como volante izquierdo)-, contra el Málaga y contra el Atlético el de Costa Rica recordó al de sus mejores partidos en la primera vuelta de campaña. Competitivo en cada balón dividido y en el juego aéreo, el tico es un valor seguro. Su renovación, ya confirmada por el director deportivo Richard Barral, se antoja una buena noticia para el Dépor.

7. El otro al que quiero destacar es a Jonathan Rodríguez. El charrúa no era titular desde el pasado 12 de diciembre, cuando partió de inicio ante el Barcelona acompañando a Lucas Pérez. Esta vez le tocó luchar solo en el ataque y ante dos defensas contundentes, ambos compatriotas, Giménez y Godín. El uruguayo mostró un buen tono físico, ganando carreras a sus rivales y retándolos en el uno contra uno. Creo que el delantero puede ser importante en el fútbol de contragolpe del Dépor en las próximas semanas.

8. Se van a cumplir 3 meses desde la última victoria del Dépor en Liga, 2-0 contra el Eibar el pasado 19 de diciembre. El sábado, 19 de marzo, llega el Levante a Riazor en un choque trascendental. Paralelismos con la pasada temporada, en la que el equipo entonces dirigido por Víctor Fernández acumuló una racha de 14 encuentros consecutivos sin ganar. El último encuentro antes de esa mala racha fue un 2-0 en Riazor contra el Eibar y el que la rompió fue un encuentro ante el Levante en feudo herculino (2-0, Lopo y Juanfran).

Este fue el partido y así estaba el templo blanquiazul:

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.