8 apuntes del Deportivo-Betis

0

1. Debut con derrota de Clarence Seedorf como entrenador del Deportivo. No es la mejor forma de comenzar para el técnico neerlandés, que tendrá que seguir peleando contrarreloj para levantar a una plantilla impotente que ahora se ve que quiere pero no puede. Sí se vio más intensidad que en el último encuentro de Cristóbal, aunque no era una empresa difícil superar las prestaciones que dio el equipo en Anoeta.

2. Resulta complicado entender la alineación inicial de Seedorf contra un equipo como el Betis, inesperada por mucho que sábado y domingo la hubiese probado en el entrenamiento. El once más ofensivo de la temporada para el equipo que más goles ha recibido del presente campeonato. Contra el quinto máximo goleador. Laterales largos como Juanfran y Luisinho, doble mediocentro inédito y con cualidades ofensivas como Krohn Dehli y Valverde, además de cuatro atacantes por delante. Bakkali, Lucas o Adrián pueden seguir al carrilero 30 minutos, pero no está en su naturaleza hacerlo todo el partido. Quizás Seedorf iba por ahí cuando apelaba al orgullo de los jugadores pero al Dépor le volvieron a faltar piezas para recuperar la posesión.

3. Se presentó el Dépor de Seedorf ante su afición con un 4-2-3-1 con Florin Andone como punta de lanza del equipo. En este caso era Adrián López quien enlazaba con el internacional rumano desde la mediapunta, mientras que las alas se las repartían Bakkali -izquierda- y Lucas Pérez -derecha-. Rubén Martínez fue el elegido también por el técnico neerlandés para ocupar la portería del Deportivo.

4. La lesión de Federico Valverde fue un contratiempo importante para el Deportivo. El uruguayo notó un pinchazo tras recuperar un balón y tuvo que ser sustituido antes del minuto 20. Valverde era capaz de equilibrar los espacios vacíos con su gran zancada, con su capacidad para abarcar metros, con su intensidad a la hora de ir al suelo. Entró en su lugar Celso Borges, futbolista con características muy diferentes a las del mediocentro cedido por el Real Madrid y que sufrió a la espalda como su acompañante Krohn Dehli.

5. Sobre el campo daba la sensación de que el Dépor se vio sorprendido por el sistema de tres centrales del Betis. Y no tanto por la figura de esos tres defensores como por los tres jugadores que pululaban continuamente a la espalda de los mediocentros. Fabián, Joaquín y Boudebouz se cansaron de recibir por dentro y de generar superioridades con sus ayudas a las bandas. Por allí los carrileros Francis y Junior atraían tanto al lateral como al extremo del Dépor y removían el sistema defensivo blanquiazul. Aunque el Dépor apretó al final y pudo empatar más por coraje y empuje que por fútbol, el Betis tuvo bastante controlado el partido en todo momento.

Posiciones medias Betis. Joaquín -17-, Fabián -6- y Boudebouz -10- // Infografía: AS.com

6. Preguntado por qué hizo el cambio de extremos en la segunda parte (situando a Bakkali en la derecha y a Adrián en la izquierda, con Lucas por detrás de Andone), Seedorf dijo que lo había hecho “por las características de los jugadores, para ayudar un poco más a los laterales y también tener calidad para contraatacar”. Entendiendo que en la primera parte el Betis había atacado más por el costado derecho de Francis y que Bakkali, aunque voluntarioso, había sufrido más que Lucas por la derecha con Junior, Seedorf quiso reforzar su banda izquierda con la presencia de Adrián para ayudar a Luisinho. El cambio no dio el rendimiento esperado ya que desgraciadamente para el Dépor el gol llegó poco después por la otra banda.

7. Buena aparición de Fede Cartabia en la segunda parte. El argentino volvió a ser el agitador que salió desde el banquillo a complicarle la victoria al Betis. Incisivo por el costado derecho del ataque coruñés, Cartabia tiene uno contra uno, osadía, velocidad, disparo. Para mí es una pieza diferencial del equipo.

8. La afición despidió con pitos al equipo cuando Del Cerro Grande pitó el final del encuentro. Miró primero hacia el palco y luego se centró en los jugadores, que se juntaron en el centro del campo a recibir las críticas de la hinchada. Las sensaciones futbolísticas no son buenas pero a los jugadores se les ve intención, se les ve dolidos. No me cabe duda que no será por compromiso. Seedorf quiere que el pasado sea pasado y así debe ser para salvar la situación. Empieza ahora una Liga entre cuatro equipos de 15 partidos en el que solo habrá un ganador. 45 puntos en juego y el primer gran duelo el sábado en Mendizorroza.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.