A Figueroa Vázquez le parecían demasiadas

0

El Deportivo no pudo sumar su octava victoria consecutiva después de haberla rozado con los dedos (2-2). Los de Fernando Vázquez tenían el encuentro totalmente controlado, pero una desconexión y un arbitraje más que sospechoso de Figueroa Vázquez permitió la remontada del Girona. El temido Stuani cumplió su amenaza cuando debía haber sido expulsado y dejó a Riazor con la miel en los labios.

  • Que no sea nada. No pudo empezar peor el encuentro para el equipo blanquiazul. No iban ni 10 minutos cuando Somma se rompió solo. No habrá parte médico hasta dentro de unos días, pero por la pinta de su lesión en la rodilla derecha y, sobre todo, por sus lágrimas mientras lo retiraban en camilla, todo hace indicar que el central italiano ha dicho adiós a la temporada.
  • Carrileros diestros, zurdos y viceversa. Temía Vázquez la presión tras pérdida del Girona y decidió pagarle con la misma moneda. Bóveda robó un balón en la frontal del área, se la entregó a Aketxe y él mismo se la volvió a pedir para ponerla suave en el área. Como hace unas semanas ante Las Palmas había aparecido el propio vasco, esta vez le tocó finiquitar la jugada al carrilero zurdo. Mollejo le cambió el paso a Riesgo con un preciso remate de cabeza para abrir el marcador.
  • Empújalos a la banda. Fue entonces cuando empezó el partido que todos habían imaginado. Con el equipo catalán dominando y los herculinos resistiendo. Había que elegir qué se le entregaba al rival y el Dépor decidió que serían las bandas. Sabin se pegó a Granell y entre Gaku y Álex patrullaban todo lo que pasaba por delante de la defensa. Bóveda controló bien a Mójica y los problemas llegaron con Maffeo y Aday. Mollejo tuvo problemas, pero ninguno de los centros encontró a Stuani, custodiado por los tres centrales.
  • Los dejaste vivos… El conjunto blanquiazul mantuvo el plan en la segunda parte y por momentos borró al Girona del mapa. Bergantiños aumentó la ventaja con un golazo de volea y Eneko rozó el tercero, anulado por fuera de juego. Çolak también lo tuvo tras una brillante jugada entre Aketxe y Gaku, pero optó por romperla en lugar de intentar asgurar y se la tapó riesgo.
  • Y si no matas… En diez minutos, a Montero se le cruzó el cable y todo lo construido se vino abajo. Una falta innecesaria en el lateral del área le dio la opción a Stuani de abrir la cuenta. Poco después, el central cometió penalti sobre Samu Saiz en la línea del área y con el atacante corriendo hacia el córner. El uruguayo, que debía estar en la calle por un codazo a Nolaskoain, no falló desde los once metros. Esta vez, el propio vasco no estuvo para sacarle las castañas del fuego a su compañero, como contra el Tenerife, y ambos bandos firmaron las tablas.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Dani Giménez; Bóveda, Mujaid, Somma (Bergantiños, min.9), Montero, Mollejo (Salva, min.46); Peru, Gaku; Aketxe (Vicente, min.86), Çolak; Sabin.

Girona FC: Riesgo; Maffeo, Alcalá, Juanpe, Mojica; Aday, Granell (Jozabed, min.77), Rivera (Samu Saiz, min.57), Borja García; Brandon (Jairo, min.88), Stuani.

Goles: 1-0, min.17: Mollejo. 2-0, min.60: Bergantiños. 2-1, min.77: Stuani. 2-2, min.85: Stuani.

Árbitro: Figueroa Vázquez, colegio andaluz. Expulsó a Vicente con el partido terminado y amonestó a Aketxe, Mollejo, Montero y Çolak en el Dépor y a Stuani, Maffeo en el Girona.

Incidencias: Estadio de Riazor,  24.666 espectadores. Partido correspondiente a la jornada 28 de Segunda División de la temporada 2019-2020.

Sobre el Autor