Álex Bergantiños se asienta en la titularidad

27

Las principales ligas europeas recuperaron su actividad tras el parón de selecciones y con ello regresó el fútbol en la Liga Santander, algo que precisamente tuvo lugar con el encuentro disputado por el Levante en el que milita Róber. Por el contrario en la Liga 1|2|3 esta circunstancia no solo no tuvo incidencia alguna sino que el calendario trajo consigo la disputa de una jornada entre semana, por lo que Álex Bergantiños afrontó un doble compromiso que dejó muy buen sabor de boca al coruñés.

Sufrido y polémico punto para el Levante. (Espanyol 0-0 Levante)

Después de un arranque de campaña que lo mantuvo invicto y en puestos europeos durante cinco jornadas, las dos derrotas consecutivas sufridas antes del parón habían hecho mella en un Levante que acudía al RCDE Stadium de Cornellá en busca de recuperar la senda positiva de resultados, algo que logró con un empate sin goles con cierta dosis de polémica y mucho sufrimiento. Y es que aunque los granotas se estiraron y llegaron con cierto peligro al marco rival fueron los locales los que gozaron de numerosas oportunidades para haberse llevado la victoria, pero entre la defensa, el guardameta y el larguero acabaron evitando un gol que la grada cantó en más de una ocasión pero que solo llegó a falta de diez minutos para el final, un tanto que el colegiado se encargó de anular y desató las protestas de los periquitos, quienes también reclamaron un penalti que no fue señalado.

La recuperación del colombiano Jefferson Lerma relevó al banquillo a Róber, pero una vez más Juan Ramón López Muñíz demostró la confianza que tiene depositada en el futbolista blanquiazul al ser el primer hombre del que echó mano durante el partido. El coruñés entró al campo poco antes del descanso en lugar del lesionado Doukouré para situarse por delante de la defensa, puesto en el que firmó una actuación en la linea de lo que viene siendo habitual en él, es decir, sin alardes pero correcto y muy concentrado en todo momento. La lesión de Sergio Postigo le obligó a retrasar su posición y pasar a ocupar su lugar en el centro de la zaga durante los últimos minutos del encuentro, tiempo en el que puso de manifiesto su polivalencia y cumplió a la perfección con su cometido.

El Sporting de Gijón recupera sensaciones. (Cultural Leonesa 0-2 Sporting y Sporting 1-1 Huesca)

La Liga 1|2|3 vivió una semana plagada de partidos debido a la disputa de tres jornada en apenas apenas ocho días y el Sporting de Gijón se puede decir que ha salido muy bien parado de esa vorágine. Arrancó la semana goleando al Sevilla Atlético en El Molinón (3-0), regresó con los tres puntos del Reyno de León al vencer por 0-2 a la Cultural Leonesa y solo el Huesca fue capaz de evitar el pleno para los asturianos al rascar un empate (1-1) en su visita a Gijón. En total siete puntos de nueve posibles que han servido para situar a los de Paco Herrera en la segunda posición de la tabla y, sobre todo, asentar la idea de juego que pretende implantar el experimentado técnico catalán en su nuevo proyecto al frente del conjunto sportinguista.

En apenas una semana la situación de Álex Bergantiños ha cambiado por completo y ha pasado de ocupar un hueco entre los suplentes a ser figura clave y uno de los principales artífices de la mejoría experimentada por los gijoneses. Su regreso al equipo titular ha dotado al equipo de la solidez defensiva de la que había carecido en las últimas semanas basándose en su sacrificio y capacidad a la hora de recuperar el balón. A su buen hacer en labores de contención se ha sumado una mayor participación en la construcción de juego así como una mejoría palpable en sus prestaciones ofensivas gracias a sus numerosas incorporaciones al ataque en las que no está dudando en probar fortuna de cara a puerta. El premio al buen trabajo llevado a cabo por el coruñés llegó en forma de gol en el duelo ante la Cultural Leonesa, su primer tanto con la camiseta sportinguista y que sirvió para sentenciar el choque.

Sobre el Autor