fbpx

ANÁLISIS | Así juega el Marino de Luanco, rival del Deportivo

0

Esta semana arranca la segunda fase de Segunda B. En ella, en su lucha por asegurar una plaza en la 1ª RFEF, el Deportivo se enfrentará a Marino de Luanco, Langreo y Numancia. Martín Castiñeira y Rocío Candal analizan a los 3 equipos del subgrupo B. Hoy es el turno del Marino, dirigido por el exdeportivista Manel Menéndez y primer rival del equipo coruñés.

Contexto del equipo

Tras asegurar ya la plaza en 2ª RFEF, el Marino de Luanco llegará a esta segunda fase con su objetivo principal ya cumplido y sin presión alguna. Después de un mal inicio de temporada, Manel llegó al cargo al término de la primera vuelta y triplicó los puntos de su antecesor: 5 con Oli, 17 con Manel. Para ello, el exdeportivista mejoró notablemente el rendimiento defensivo de los suyos y bajo su mando pasaron a encajar tan solo 7 goles en la segunda vuelta (habían encajado 15 en la primera).

El Marino tiene su fortín particular en Miramar (5V, 2E, 2D). Solo Valladolid Promesas y Cultural Leonesa fueron capaces de superar al equipo astur cuando jugó como local. De hecho, el líder intratable del subgrupo B, el Burgos, cayó derrotado en Luanco por un contudente 3-0. La asignatura pendiente del Marino está lejos de casa. Aunque mejoró en el tramo final, siguió siendo un mal visitante (1V, 2E, 6D). Solo fue capaz de sumar de tres en Les Caleyes.

Esquema habitual

5-3-2 (o 5-4-1 en función de las piezas).

Infografía propia.

Futbolistas destacados

Nacho Matador (1986). Un clásico de la Segunda B con casi 350 partidos en la categoría. Entre 2006 y 2010 fue jugador del Fabril. En el 5-3-2 habitual del Marino, es el mediocentro más posicional. Destaca por su buena colocación e inteligencia táctica. Aseado con balón, es capaz de superar líneas a través del pase.

Alberto Lora (1987). Recordado por su larga etapa en el Sporting de Gijón, donde disputó 6 temporadas en Primera y 5 en Segunda. Antes de llegar al Marino, vivió una aventura en el fútbol chipriota (Omonia Nicosia). Reubicado como mediocentro, abarca muchos metros por su despliegue físico, tiene velocidad para corregir y es pegajoso en la marca.

Álex Arias (1989). En la 2014/15 alcanzó su cota más alta: disfrutó del fútbol profesional en el Numancia, pero la etapa fue breve. Ahora lleva ya 3 temporadas consecutivas en Miramar, a donde llegó procedente del Coruxo. Mediapunta asociativo, con centro de gravedad bajo y buen último pase, es escurridizo y muy dotado técnicamente.

Propuesta de juego

Tras llegar al equipo en una situación clasificatoria muy complicada, el técnico Manel Menéndez apostó por simplificar la propuesta de los suyos y asumir los mínimos riesgos. Siempre con tres centrales, dos carrileros y la única variante en la disposición de sus atacantes (5-4-1 o 5-3-2), el Marino apenas trata de salir en corto desde atrás y busca el juego directo sobre uno de sus puntas para construir a partir de ahí. Tanto en el centro del campo como sobre todo en tres cuartos, el conjunto asturiano tiene futbolistas de alto nivel técnico y con mucha experiencia, por lo que suele hacer daño una vez se asienta en campo contrario desde ese juego directo. Además, el balón parado ha sido muy importante en su segunda vuelta, con cuatro goles anotados en este tipo de acciones. Guaya (zurdo) y Álex Arias (diestro) son los encargados de ejecutarlo.